domingo , 22 de septiembre, 2019

Schiaretti presentó las reformas en el Archivo Provincial de la Memoria

En el marco de las actividades por la Semana de la Memoria, el gobernador afirmó que “los pueblos que no tienen memoria están condenados a repetir las tragedias”.

El gobernador Juan Schiaretti, inauguró ayer las obras de puesta en valor del Archivo Provincial de la Memoria, ubicado en el pasaje Santa Catalina, a metros de la Catedral, en el antiguo edificio del Departamento de Informaciones (D2) de la Policía de Córdoba.

Fue en el comienzo de la Semana de la Memoria, un programa de actividades que rememoran un nuevo aniversario del último golpe cívico militar, que se llevarán a cabo hasta el próximo domingo 24, en la ciudad de Córdoba y en el interior.

En la ocasión, Schiaretti brindó un sentido homenaje a todos aquellos que “nunca dejaron extinguir la llama de la defensa de la vida, la libertad y los derechos humanos”, en referencia a Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, a hijos de desaparecidos, a presos durante la dictadura y a las distintas organizaciones vinculadas a los DDHH en el país.

El Gobernador remarcó que “pese a que nos tocó sufrir en aquellos años la noche más oscura de la historia de nuestra patria, aquellos que somos parte de la generación de los 60′ y los 70′, fuimos capaces de poner en marcha en nuestra Provincia una política de Estado por los derechos humanos, donde el Gobierno provincial es una parte ínfima de esta política. Los verdaderos artífices son ustedes, compañeras y compañeros, son las madres, las abuelas, los hijos, las organizaciones de DDHH, los presos de la dictadura genocida”, sostuvo.

En relación a las políticas vinculadas a los DDHH, Schiaretti subrayó que “ninguna fuerza política que puede circunstancialmente tocarle conducir el Estado, debe querer influir, cooptar, o decidir qué se hace. La política de DDHH es propiedad de todos los que creemos en la vida y en la libertad y a eso lo hemos conseguido en Córdoba”, destacó.

“Los pueblos que no tienen memoria – sostuvo el gobernador – están condenados a repetir las tragedias y por eso, para nosotros, el día 24 de marzo, Día Nacional de la Memoria es una fecha patria inamovible, es el día donde los argentinos decimos, ´nunca más al terrorismo de Estado, nunca más a los delitos de lesa humanidad, nunca más al atropello a las instituciones, nunca más al abuso de quiénes detentaban el poder y eran dueños de la vida y la muerte de nuestros conciudadanos en aquellos años oscuros. Y decimos ´si a la vida, si a la democracia, si a la convivencia, si a la tolerancia, si a defender un futuro para nuestra Patria”, recalcó.

El gobernador recorrió el ex Centro “D2” acompañado de Sonia Torres, titular de Abuelas de Plaza de Mayor en Córdoba, del ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Farfán, y de su antecesor en el área, Luis Angulo, y de Obras Públicas y Financiamiento, Ricardo Sosa; de la diputada nacional Victoria Donda, de los legisladores Carlos Gutiérrez y Matín Fresneda, y de la directora del Archivo Provincial de la Memoria, María Eleonora Cristina, entre otras autoridades.

Las obras inauguradas

La intervención en el ex Centro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio CCD “D2” consistió, por un lado, en la restauración y puesta en valor de las edificaciones existentes. A tal fin, se realizaron trabajos de conservación y recuperación de fachadas, interiores y exteriores, así como reparación de solados y mantenimiento de aberturas, todo ello de acuerdo a las normas técnicas determinadas por el Área de Patrimonio.

Por otra parte, se llevó adelante la ampliación de superficie del inmueble con el objetivo de alojar el acervo documental. Es necesario remarcar que el acervo documental del Archivo Provincial de la Memoria, a la fecha, es uno de los mayores del interior del país, lo que requería, dado su volumen, un espacio para albergarlo que pueda mantener las condiciones adecuadas para su correcta conservación. Tal como lo afirma la comisión de expertos de la UNESCO, resulta fundamental que estos documentos “encuentren” un espacio que conjugue la capacidad técnica archivística (fundamental para que estos archivos sean custodiados, cuidados), con una política de archivos que permita atender, tanto las demandas por restitución de derechos, como las demandas de investigación y conocimiento histórico.

En función de tales requerimientos, la intervención realizada consistió en una estructura envolvente, la cual al estar enmarcada en un edificio de tamaño valor histórico, respetó al máximo posible el patrimonio construido y permitió la conservación del “pasado” expresado en documentos. La idea de la intervención coincide con un modo de construir sentidos de memoria; poder contar hoy lo sucedido allí en el pasado, con la arquitectura de ese momento y con las nuevas edificaciones que permitan dar cuenta de un tiempo y contexto.

La superficie cubierta total de ampliación es de 144 m², destinados a albergar los sectores de Archivo y Documentación, Digitalización, así como el laboratorio de conservación, el área de investigación y la sala de consulta. Todo ello, implicó una inversión total de $11.500.000 en obra pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *