martes , 12 de noviembre, 2019
Ministerio-Salud

Salud desmintió que haya un brote o aumento de infecciones intrahospitalarias

La cartera que dirige el ministro Fortuna aseguró que están garantizados todos los procedimientos de seguridad e higiene en los hospitales públicos luego que se abriera una investigación por una supuesta contaminación bacteriana en sábanas, toallas y fundas. 

El ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba aseguró ayer que están garantizados todos los procedimientos de seguridad e higiene en los hospitales públicos y que no ha habido en ningún centro de salud provincial un brote o aumento de infecciones intrahospitalarias al rechazar la acusación sobre una supuesta contaminación bacteriana en sábanas, toallas y fundas en hospitales públicos.

A través de un comunicado de prensa, la cartera que dirige Francisco Fortuna explicó que “en cada hospital funciona un comité de control de infecciones asociadas al cuidado de la salud, en el marco de una Resolución Ministerial que establece su funcionamiento, con un programa anual que garantiza la prevención, control y vigilancia de las infecciones intrahospitalarias”.

En este sentido, precisó que “estas acciones son supervisadas por el programa VIHDA (<Vigilancia de Infecciones Hospitalarias De Argentina), mediante un convenio que tiene la Provincia con la Nación”.

Asimismo, el Salud aclaró que “las infecciones hospitalarias ocurren en todos los establecimientos de salud del mundo; son controlables pero difícilmente erradicables, por eso existen mecanismos de prevención, control y vigilancia. No obstante, esto no significa que exista “contaminación ambiental” en las sábanas o en ningún hospital de la provincia”.

Según la investigación abierta por el fiscal Carlos Matheu, se hallaron bacterias en las sábanas “limpias” en niveles que duplican las toleradas, lo que constituye una peligrosa fuente de contaminación.

Al respecto, el Gobierno explicó que “los gérmenes que -de acuerdo a los informes de la prensa- se habrían encontrado en las sábanas del hospital San Roque no se circunscriben al ámbito hospitalario, forman parte de la flora ambiental, y están presentes en los valores similares a los difundidos en cualquier superficie; por ejemplo, la pantalla de un celular”.

Además, remarcó que “la circulación de infecciones intrahospitalarias no está relacionada a la ropa de cama, sino que ha sido vinculada principalmente a un deficiente lavado de manos, sobre todo luego de procedimientos invasivos, como sondas, catéteres, accesos vasculares, sin cumplir los protocolos de asepsia”.

“El lavado de sábanas no constituye un mecanismo de asepsia, de manera que es esperable en toda la ropa lavada un porcentaje de colonización. Para esto existen mecanismos de control de calidad que las empresas siguen -tanto en el lavado en sí como en su manipulación y traslado- según protocolos de cuidado establecidos en los pliegos de licitación”, agrega el parte.

Por otra parte, el Ministerio sostuvo que “no cuenta con elementos para corroborar que se hayan observado procedimientos estandarizados para la preservación de las muestras al retirar y manipular las sábanas desde el Hospital por parte del personal de la Fiscalía. Se debió usar un medio estéril y un transporte adecuado, dado que estas bacterias, como se mencionó, están presentes en el ambiente” y añade: “La utilización confusa e incorrecta de términos como contaminación o daño ambiental, solo producen pánico y desconfianza innecesaria de la población hacia el sistema de salud”.

Finalmente, la cartera sanitaria aclaró que, pese a negar las acusaciones, “el Ministerio de Salud y los funcionarios de las distintas dependencias están a disposición de la Justicia para continuar con la investigación. Asimismo, como entidad sanitaria, se continuarán tomando las medidas de control correspondientes con los organismos pertinentes”.

Por el caso, Matheu imputó a los dueños de un lavadero de barrio Panamericano, Jorge Salavagione y Marcelo Salavagione, por el presunto delito de contaminación ambiental dolosa reiterada, y al responsable de la empresa Magic Clean SRL, Carlos Pérez, y el Director General de Compras y Contrataciones del Ministerio de Salud, Cittadini, como partícipes necesarios de este delito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *