sábado , 14 de diciembre, 2019
Sala-Milagros

Sala pidió su excarcelación y deberá esperar que lo resuelva el juez

Fue detenida el sábado tras un allanamiento en su vivienda acusada de “instigación a la violencia y tumultos” por realizar un acampe frente a la Casa de Gobierno jujeña y realiza una huelga de hambre. Morales anticipó que ampliará la denuncia.

La líder de la Tupac Amaru y diputada del Parlasur, Milagro Sala, pidió ayer su excarcelación ante el juez Gastón Mercau y ahora deberá aguardar una resolución judicial, en el marco de la denuncia del gobierno provincial por el delito de “instigación a la violencia y tumultos en concurso real”.

“Estamos esperando la resolución del juez, pero no se les puede exigir plazo. La medida más rápida del sistema constitucional argentino es el del habeas corpus y por eso esperamos que en horas tengamos el resultado y se proceda a la liberación de Milagro Sala”, explicó el abogado de la líder social, Ariel Ruarte.

En declaraciones a los periodistas al término de la audiencia con el juez, el letrado dijo que “desde nuestro análisis jurídico tenemos la certeza absoluta de que no hay un delito” y agregó que “estamos seguros de que esta detención es netamente política y pedimos que la justicia actué para resolver la antijuridicidad de la decisión de la justicia”.

En tanto, el gobernador, Gerardo Morales, anticipó que presentará hoy una nueva denuncia por el destino de 29 millones de pesos destinados a las cooperativas.  “Cada día que pasa reivindicamos más la decisión de cumplir la ley. Es por ello que este lunes ampliaremos las denuncias por el destino de los últimos 29 millones de pesos que se llevaron organizaciones sociales”, sostuvo.

En ese marco, explicó que “hay 19 expedientes más por los cuales no pueden rendir cuentas y, por lo tanto, ameritarán otras 19 demandas penales”.

La dirigente fue detenida el sábado por orden del juez de Control en feria Raúl Eduardo Gutiérrez a raíz de una denuncia penal presentada por el gobierno provincial, por el acampe de protesta que lleva adelante la Red de Organizaciones Sociales desde hace 33 días frente a la gobernación. En tanto, el operativo fue encabezado por el ministro de Seguridad de Jujuy, Ekel Meyer.

Sala se encontraba en el acampe cuando se enteró de la situación, por lo que se trasladó a su casa, en el barrio Cuyaya de la capital provincial, donde se la detuvo sin resistencia y se la trasladó a la Comisaría de la Mujer.

Paralelamente, se desplegó un operativo policial alrededor de la plaza donde se encuentra el acampe, restringiéndose el acceso al lugar que permanece vallado.

Al respecto, el abogado de la dirigente, Luis Paz, explicó que la detención se basa “en los 33 días de acampe, declaraciones de testigos, de policías, filmaciones y un informe del gobernador”.

Además, Paz informó que la diputada del Parlasur está “en muy buen estado de ánimo” y que cada dos horas es monitoreada por un equipo médico porque realiza ayuno.

En declaraciones a la prensa, el letrado dijo que “ella está bien, anímicamente bien, en muy buen estado de ánimo” y explicó que “el acampe y la lucha que llevamos adelante las organizaciones sociales y las cooperativas tienen que ver con el sostenimiento y el trabajo de 16 años“.

Respecto de la investigación judicial en la que está imputada, recordó que “nos introdujimos en la causa el 11 de enero, en un proceso que se inicia el 14 de diciembre en el día de la primera marcha que se hace de convocar a la plaza Belgrano después de pedidos de audiencia que se le hizo al gobierno”.

“Entre el 11 de enero y el viernes pasado se realizaron audiencias de indagatoria a Milagro y otras dos personas imputadas”, añadió y apuntó que “el viernes se tomó testimonio a tres personas que habían formado de otras organizaciones que nunca fueron de la Tupac” Amaru.

Ellos, argumentó, “no indican que Sala haya sido quien ordenó el acampe y la movilización y el sábado nos sorprende el procedimiento” con la detención dijo a la vez aclaró que “los que acampan en la plaza tienen un derecho de protesta legítimo“.

Por su parte, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, denunció que “acá se ha perseguido gente. No voy a negociar el levantamiento del acampe” y aseguró que “en las calles hay tranquilidad y no hay 2000 personas en la plaza”.

Asimismo, advirtió que seguirá “avanzando” con medidas porque “detrás del acampe hay una situación destituyente“. La semana pasada, Morales decretó la suspensión de la personería jurídica y el quite de todo beneficio social para las organizaciones que continuaran con la medida de protesta.

El acampe fue iniciado tras el anuncio de Morales de reordenar el sistema de distribución de subsidios a cooperativas para evitar irregularidades y manejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *