domingo , 22 de septiembre, 2019
Rossi declaro ante la Justicia

Rossi admitió que ayudó a contar dinero en SGI y negó conocer a Báez

A través de un escrito entregado al juez Casanello, dijo desconocer “de quién era, de dónde venía ese dinero, ni qué se habría de hacer con él”. El magistrado reimplantó el secreto de sumario.

Fabián Rossi, ex marido de la vedette Ileana Calabró, declaró ayer ante el juez federal Sebastián Casanello, a quien reconoció haber “ayudado” a contar dinero en la tesorería de la ex financiera SGI, aunque aseguró desconocer “de quién era, de dónde venía ese dinero, ni qué se habría de hacer con él” y negó conocer al empresario Lázaro Báez, aunque confesó haber visto algunas veces a su hijo Martín en las oficinas de Puerto Madero.

A través de un escrito entregado durante su declaración indagatoria, Rossi negó también haber “armado sociedades off shore”, haber pagado un avión en una compra para Federico Elaskar y justificó los motivos de sus frecuentes viajes a Panamá.

El acusado explicó que solía ayudar a los empleados de la financiera en distintas tareas, como servir café, hacer las compras en Carrefour o “como en el caso que nos ocupa y que en definitiva motivó este nuevo llamado a declarar: ayudando a contar dinero a los empleados de tesorería”.

En el escrito, Rossi aseguró que “desconocía y desconozco hoy de quién era, para qué era, de dónde venía ese dinero, ni qué se habría de hacer con él”, al referirse al video difundido por losmedios en el que se lo ve, junto a Martín Báez, otros imputados y empleados de SGI, contando dinero.

“Tampoco supe quién era el cliente, quién traía ese dinero ni cuánto era. Hoy escucho cifras como ‘cinco millones’, y la verdad es que no puedo ni ratificarlo ni desmentirlo, porque realmente no lo sé ahora ni lo supe entonces“, agregó.

Sobre Baez afirmó: “Ni lo conozco, ni jamás lo vi en mi vida”, mientras que sobre Martín Báez explicó que “jamás he tenido vínculo alguno con él, de ninguna índole. Más precisamente, puedo decir que lo conocí en las oficinas de SGI, donde lo debo haber visto circunstancialmente no más de tres veces en total“.

Finalmente, Rossi aclaró que “a pesar, o más allá del impacto mediático que puedan haber tenido las imágenes televisivas que desembocaron en mi citación (y la prohibición de salida del país, y en la inhibición general de bienes), lo cierto es que las imágenes por sí solas no prueban absolutamente nada. No aparezco en ellas cometiendo delito alguno, ni preparando siquiera la comisión de delito alguno, ni ayudando a un tercero a la comisión de delito alguno”, consideró.

Rossi declaró ayer por segunda vez en el marco de la causa por presunto lavado de activos en la que está imputado junto a Lázaro y Martín Báez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *