lunes , 21 de octubre, 2019

Restricciones para Jaime para viajar por el país

El shock mediático que causó el pedido de detención contra Ricardo Jaime y que éste estuviera prófugo y en “rebeldía” ante la Justicia por cinco días alteraron las condiciones que el exsecretario de Transporte deberá soportar ante las sospechas de que pueda fugarse del país por la veintena de causas por corrupción que afronta.
Jaime fijó ayer dos domicilios ante el juez federal Claudio Bonadío: su departamento en Puerto Madero y su quinta en Carlos Paz,Córdoba. A partir de ahora, cuando el “multiprocesado” exfuncionario kirchnerista se aleje más de 60 kilómetros de cualquiera de sus residencias, tendrá que pedir permiso, tal como se comprometió ante la Cámara Federal para que se mantenga firme la eximición de prisión que le otorgó ese tribunal.
Incluso, cuando Jaime esté ausente más de 24 horas de alguno de esos dos domicilios declarados, deberá poseer el consentimiento judicial. Con esto, para trasladarse de la Ciudad de Buenos Aires a Córdoba, de una a otra de sus propiedades, deberá ser autorizado por Bonadío.
El juez federal que intentó detener a Jaime por los sobreprecios en el Belgrano Cargas también debe autorizar las salidas del país del exsecretario de Transporte, como ya viene ocurriendo con los jueces federales en Buenos Aires y Córdoba, que intervienen en las causas por corrupción, entre ellos Norberto Oyarbide en la causa por dávidas y enriquecimiento ilícito.
Además, como también ocurre con la causa de la tragedia de Once -cuya instrucción también fue de Bonadío- Jaime debe presentarse cada 15 días en los tribunales de Comodoro Py hasta que comience el juicio oral a fines de 2013 o comienzos de 2014.
Para visitar a su hija -que vive en Brasil-, Jaime habría sido autorizado a salir del país en los últimos tres años. Pero ahora, con los casos judiciales en la agenda mediática, muchos dudan sobre si los jueces federales darán los permisos correspondientes.
Soldado K. Mientras tanto, Jaime negó ayer que el Gobierno nacional lo hubiera abandonado, a causa de su complicado presente judicial, pidió que la prensa no lo “condene” y aseguró ser “parte” de “este proyecto nacional” kirchnerista desde “hace 30 años”.
“No me siento ningún perseguido, considero que la Justicia está en su derecho a investigar y yo tengo derecho a defender la inocencia”, manifestó. El exsecretario K reiteró que “siempre” va a “estar a derecho” y se presentará “cada vez” que lo citen desde un juzgado, pese a que pasó casi una semana en rebeldía.
El exsecretario también rehusó divulgar públicamente su patrimonio ni si es cierto que posee hoteles, medios de comunicación, un avión y un yate, y al ser consultado acerca de su forma actual de sustento sólo respondió, sin precisiones, que se mantiene gracias su “profesión de ingeniero”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *