domingo , 17 de noviembre, 2019

Renunció uno de los tres jueces del caso Marita Verón

Se trata de Emilio Herrera Molina, vocal de la Sala II de la Cámara Penal de Tucumán. Ya inició sus trámites de jubilación. Así evitaría el juicio político impulsado por Susana Trimarco.

Emilio Herrera Molina, vocal de la Sala II de la Cámara Penal y uno de los jueces del tribunal que absolvió a los 13 imputados en el juicio por el secuestro de la joven Marita Verón en un polémico fallo, presentó ayer su renuncia.

Por su parte, los abogados Carlos Garmendia y José D’Antona, en representación de Susana Trimarco, madre de Marita Verón, presentaron un pedido de juicio político contra los tres integrantes del tribunal que absolvió a todos los acusados.

El pedido involucra al presidente del tribunal, Alberto Piedrabuena, a Eduardo Romero Lascano y a Herrera Molina.

“Pedimos la destitución de los tres jueces por la vía del juicio político por las irregularidades cometidas durante los diez meses y medio de audiencias. Todas las violaciones al Código Penal y otros tipos de normativas”, señaló D”Antona.

En cuanto a la renuncia de Herrera Molina, el juez anunció que ya inició los trámites para jubilarse.

Con esta dimisión, el magistrado eludiría ser sometido al proceso de destitución que los abogados de Trimarco solicitaron con un escrito que ingresó por mesa de entradas de la Legislatura provincial.

Herrera Molina tiene 69 años de edad y trabaja en la Justicia desde 1986.

Se desempeñó como juez del Crimen en Concepción, luego fue fiscal de Cámara en la capital provincial, hasta que en 1992 se integró a la Sala II de la Cámara Penal.

El pasado 11 de diciembre la Sala II de la Cámara en lo Penal de la provincia de Tucumán absolvió a los 13 acusados en el juicio por la desaparición de la joven Marita Verón, en una sentencia que generó polémica por la decisión de los magistrados.

Ocho días después, el tribunal leyó los fundamentos del fallo con críticas a los investigadores del caso.

Además, los magistrados consideraron que hubo inconsistencia en los testimonios recolectados durante la pesquisa.

También los jueces destacaron que el juicio demostró un típico caso de trata de persona, pero que no se pudo probar que Marita Verón haya estado en el lugar.

María “Marita” de los Ángeles Verón desapareció el 3 de abril de 2002 cerca de La Maternidad, cuando tenía 23 años de edad, y nunca más fue vista.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *