domingo , 20 de octubre, 2019

Ratazzi: “Más cerrado de lo que está la Argentina no se puede estar”

Cristiano Rattazzi (64 años) nació en Argentina, se crió en Balcarce, migró a Italia con su familia y regresó al país hace 30 años. Convertido ya en un referente del empresariado argentino desde la automotriz FIAT, Rattazzi habló con Perfil.com en el Council of Americas sobre el Gobierno y la economía argentina.
Acostumbrado a criticar las políticas comerciales de la Casa Rosada en los últimos tiempos, esta vez se animó a elogiar algunas facultades del funcionario más cuestionado del kirchnerismo, el secretario de Comercio, Guillermo Moreno.
Perfil.com: ¿Es optimista sobre lo que le espera a economía argentina?
Rattazzi: Tenemos un problema de competitividad tremenda: la inflación galopante. Hace años que comenzó a forjarse pero ahora ya es un problema serio para todos. Es un bicho peligroso que se te mete en el sistema y es muy difícil de sacarla. La inflación no se cura con aspirina. La cosa todavía anda pero con períodos cada vez más flojos, menos sólidos.
¿Guillermo Moreno es responsable de estos “problemas” que usted menciona?
No es sólo Moreno. Él tiene buenas intenciones… Es un sistema que en este momento está empezando a tener problemas. No son necesarios estos inventos que se hicieron en la Secretaría de Comercio y guarda lo que puede haber si no está Moreno (risas).
O sea, podría ser aún peor la conducción de la economía en la Casa Rosada…
Obviamente, Moreno desordena la economía. Esta es una economía desordenada, muy cerca del mercado e interviniendo en la economía. A los países que le va bien, según lo que yo veo, los gobiernos abren los mercados al exterior. Ahora, no teniendo eso, Moreno es mejor que otros. Moreno tiene plasticidad y entiende algunas cosas de economía, pero tiene una visión bastante distinta a la mía, una visión más cerrada del mercado interno. La competitividad y las importaciones las entiende muy bien.
Por inflación y la pérdida del valor del peso hay un boom de venta de autos, sobre todo los de alta gama. A la industria automotriz tan mal no le viene…
Es una manera de cuidar tu dinero a cambio oficial, de invertir… La industria automotriz funciona con un cambio hoy de $5,70. También hay un boom del turismo al exterior. Es una forma de comprar con un tipo de cambio no tan caro. Ahora, la producción automotriz tiene problemas de producción cada día mayores, los costos, los insumos suben y suben, salvo que sean importados. Entonces tenemos problemas.
¿A los empresarios les conviene que en 2015 haya una continuidad del FpV con Daniel Scioli? ¿O mayores cambios con Massa, Macri o Binner?
Yo creo que eso no le importa a nadie sinceramente, salvo que las políticos sean razonables. La gente que viene son totalmente normales. Lo que importa es el equipo económico con el que vengan, si tienen políticas más cerradas o más abiertas, que van a crear más riquezas para el país a mediano plazo. Eso sí, hay arreglos económicos que hay que hacerlos. La energía tiene un problema, la competitividad tiene un problema y siempre que hubo inflación alta se terminó con un atraso cambiario. Entonces, algo va a haber que hacer. Tener una relación normal con las acreedores, salir del default real. Con la soja a 480 dólares la tonelada estamos bien. Guarda si baja a 300
Hay muchos comerciantes e importadores que acusan directamente Moreno de haber quebrado sus negocios con las restricciones. ¿Qué opina de esto?
Efectivamente se crean situaciones absurdas. Pero hay algunos que podrían interpretar la economía aún peor. Para mí, hay que abrir el mercado, tiene que haber condiciones más equilibradas. Los países más exitosos en el mundo son los que se insertan, no los que cierran. El próximo tiempo va a ir hacia eso. Brasil ya se dio cuenta y va en camino a un acuerdo con Europea. Y Argentina no se va a quedar en un cerrón con Venezuela. Soy optimista. Más cerrado de lo que está la Argentina no se puede estar.
¿Imagina a la Presidenta después de una posible derrota electoral?
A mí siempre me critican por mirar hacia el futuro. El futuro no está malo para la Argentina. Nosotros hablamos del poder todo el tiempo pero, en realidad, las elecciones son para elegir quién va a administrar el país por cuatro o seis años. Por eso se trata de mejorar la administración. Sin embargo, un país con una inflación permanente de 25% tiene un problema de administración. Punto.

(Fuente: Perfil)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *