viernes , 19 de julio, 2019

Randazzo cuestionó los escraches que vivieron los funcionarios de Nación

El ministro del Interior y de Transporte, Florencio Randazzo, aseguró que “la mayoría de los argentinos no estamos de acuerdo con esas actitudes”, en referencia a los escraches que vivieron los funcionaros de Nación el fin de semana (Ver nota: Boudou y Kicillof fueron abuchados).

En esta línea y en sintonía con otros funcionarios oficialistas, se mostró indignado por los abucheos e insultos, padecido por viceministro de Economía, Axel Kicillof, en un Buquebus mientras regresaba a Buenos Aires de Uruguay, junto a su esposa e hijos, el sábado a la noche.

“Es una vergüenza, son sectores muy minoritarios, la mayoría de los argentinos no estamos de acuerdo con esas actitudes”, aseguró hoy el funcionario en Radio del Plata. Y calificó a la reacción hostil de los viajeros contra Kicillof como un comportamiento violento y “lamentable” que “es signo de impotencia de aquellos sectores que, por pensar diferente, creen que tienen derecho a hacer este tipo de manifestaciones”.

“Debe ser repudiada por todos, independientemente del lugar en el que se encuentre. En mi caso, repudio todas las agresiones. No conducen a nada, no tienen ningún sentido”, concluyó.

De esta manera, las declaraciones de Randazzo se suman al coro de voces oficialistas y opositoras que se sumaron al repudio del abucheo contra el funcionario de Economía. Entre las más destacadas, el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, pidió al respecto que “todos contribuyamos a la armonía, al respeto y al cuidado, porque en el medio está la gente”; consideró que “lo peor que nos puede pasar es que la gente se empiece a enojar con la política”.

En tanto, dirigentes pertenecientes al espacio macrista también respaldaron a Kicillof, aunque atribuyeron el hecho al clima de confrontación fomentado desde el Ejecutivo nacional. Fue el caso del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, su segunda al mando, María Eugenia Vidal, y el ministro de Educación, Esteban Bullrich.

Mientras, el jefe de Gobierno porteño dijo al respecto que “no comparto y estoy en desacuerdo”, al tiempo que aclaró también que le “gustaría haber escuchado” la misma reacción de rechazo por parte de funcionarios nacionales al escrache que hubo en Plaza de Mayo contra periodistas no oficialistas.

Los escraches “hay que atribuirlos al clima de división, confrontación, que ha generado, como nunca antes, al menos en estos últimos treinta años, ningún otro Gobierno. Lo que no significa que uno esté de acuerdo, ni que los disculpe, sobre todo cuando uno se encuentra con la familia y los hijos”, caracterizó Macri.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *