martes , 17 de septiembre, 2019

Que nadie se olvide de Boudou

El ex vicepresidente se presentó a declarar hoy en los Tribunales de Comodoro PY.

En el reino del revés muchas cosas pueden suceder y pasar por normal: el asesinato de un fiscal, las causas de Hotesur, las bóvedas secretas de Néstor y Lázaro Báez, las designaciones masivas  y políticas, las denuncias contra la ex presidenta y nada más ni menos que el procesamiento del  vicepresidente.

Sí, eso mismo. Pero no solamente en el reino del revés pueden suceder. Aquí en Argentina también.

Mientras la ególatra, narcisista y vanidosa Cristina Fernández copaba todos los titulares, nada quedaba para quien se merecía todas las miradas. La ex primera mandataria insistía, en su afán por seguir siendo la protagonista de la historia argentina, de llamar la atención en todos y cada uno de los momentos pero, ¿cuándo iba a llegar el turno de Boudou?

Los últimos años de gobierno kirchneristas estuvieron marcados a fuego por una multiplicidad de sin sabores, multicolores, pero que siempre tenían como sujeto principal a la primera mujer presidenta.

“Muere un fiscal y CFK…”; “Allanaron la casa del socio de…y CFK…”; y así sucesivamente se iba relatando la historia. Inclusive, tras su despedida de la Casa Rosada, la sureña persiste en su intento de seguir siendo ella quien marque el compás de la historia que, por ahora, se escribe con tinta amarilla.

 Pero volvamos al principio y lejos de escandalizarse, preste mucha atención y por favor, no se olvide de Amado.

Tarde o temprano el protagónico le debía llegar a él, quien fuese el acompañante de Cristina Fernández y, porque no, también ganador con aquel  54 por ciento que se esfumó en las últimas elecciones.

Parece que el kirchnerismo, poco memorioso, decidió mandar a retiro tempranamente al ex vicepresidente. Nada se sabía, nunca se lo veía y a nadie parecía importarle la presencia ausente del segundo mandatario de la Nación.  Pobre Amado, tuvo que esperar a concluir con sus funciones en la Casa Rosada para poder salir a la luz, pero claro, es por la cantidad de trabajo que tenía, ¿o no…?

Tarde o temprano le llega a hora

Lo cierto es que por mucho tiempo los argentinos vivimos con un vicepresidente procesado, con asuntos pendientes en la Justicia, pero que el Gobierno Nacional mantenía escondido, gozando de los fueros presidenciales y dilatando la situación judicial que parece, ahora, haberle tocado la puerta. Algo impensado en otros lugares, pero totalmente posible aquí, en el sur del sur.

Esta mañana, Boudou arribó  a los tribunales federales de Comodoro Py 2002 para declarar como acusado de recibir “dádivas” ante el juez federal Norberto Oyarbide.

El ex mandatario está acusado por el presunto delito de “dádivas”, a raíz de viajes en avión y helicóptero que realizó a la costa atlántica bonaerense cuando era el número dos en la sucesión presidencial, sin pagar por esos trayectos ni realizarlos en aeronaves oficiales, entre muchas otras cosas.

Recordatorio

Que nadie se olvide de Amado. A todos los llega la hora…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *