lunes , 21 de octubre, 2019

Puricelli advirtió sobre ejercicios militares británicos en Malvinas

El ministro de Defensa se refirió a las pruebas con misiles en el archipiélago. Dijo que implican la “veda del espacio marítimo, no solo argentino, sino americano”.

El ministro de Defensa, Arturo Puricelli, advirtió hoy sobre el inicio de ejercicios militares en Malvinas que incluyen la utilización de misiles por parte de tropas del Reino Unido, al hablar ante la cumbre de Defensa de las Américas que se desarrolla en esta ciudad uruguaya.

“En este preciso instante en que nos encontramos reunidos para trabajar en la consolidación de la paz regional, en territorio de nuestra América, usurpado ilegítimamente por el Reino Unido, se están dando inicio a ejercicios militares que prevén utilización de misiles”, afirmó Puricelli.

Al hablar hoy ante la Cumbre regional, el ministro dijo que estos ejercicios militares implican “veda del espacio marítimo, no solo argentino, sino americano”.

El titular de Defensa dijo que “cuando la totalidad de los países asistentes a esta conferencia, hemos consensuado continuar desarrollando medidas de fomento de la confianza y seguridad como medio para contribuir a la salvaguarda de la paz, el reino unido, en territorio ilegítimamente ocupado de nuestras Islas Malvinas, ha estado produciendo un incremento gradual e injustificado de sus capacidades militares, ostentando el triste record, en la región, de mayor cantidad de efectivos militares por habitante”.

Además, remarcó que “el día 26 de abril pasado, el secretario de Negocios, Innovación y Capacidades, del Reino Unido, informó a la cámara de los Comunes de una modificación a su política de licencias de exportación para productos de tecnología británicos, que tengan como usuario final a las fuerzas armadas argentinas, vigente desde l998, consagrando una severa restricción”.

“En la misma época que el ministro de defensa británico, Philip Hammond, admitía ante el mismo Parlamento que Argentina no importaba una amenaza militar creíble en relación a las islas Malvinas, entonces vale preguntarse, ¿cuál es la razón de la militarización del Atlántico sur por parte del Reino Unido?, puede esta conferencia hacer abstracción de estas circunstancias a la luz de los principios y finalidades que la animan?”, indicó.

Agregó que “cuando esta conferencia ha establecido como primer eje temático a los desastres naturales, protección del medio ambiente y de la biodiversidad, en jurisdicción americana en la plataforma marítima de nuestro continente, en forma inconsulta y unilateral el Reino Unido ha incrementado las actividades de exploración de petróleo, y en caso de ser las mismas exitosas, su decisión de avanzar en la explotación de dichos recursos”.

Puricelli preguntó si “¿resulta tan utópico para los miembros de esta conferencia pensar que así como ocurrió el colapso de la plataforma británica “Deep Water Horizon”, a 65 kilómetros de las costas de Luisiana, y que causaran el mayor desastre ecológico en la historia de los Estados Unidos, pueda suceder un acontecimiento similar en la plataforma marítima de nuestro Atlántico sur?”

“Si British Petroleum no pudo evitar el desastre en el golfo de México en la costa de uno de los países con más recursos tecnológicos del mundo, ¿alguien puede imaginar las consecuencias de un desastre similar en nuestro Atlántico sur, y en exploraciones desarrolladas por empresas petroleras de reciente fundación y sin ninguna experiencia en exploraciones off shore?”, añadió.

Puricelli dijo que “resulta para nuestro país un imperativo ineludible advertir ante el resto de las naciones de la región, algunas de ellas ribereñas del Atlántico sur, sobre estas circunstancias, y convocarlos a que nos manifestemos sobre el particular”.

“Sólo impetramos el cumplimiento de la resolución 2065 del 16 de diciembre de 1965 de Naciones Unidas, llamando al diálogo para la solución de la disputa por la soberanía territorial”, destacó el ministro.

Instó al “cumplimiento del reciente pronunciamiento del Comité de Descolonización del mismo organismo, que aprobó por unanimidad la exhortación a los gobiernos de argentina y el reino unido a “afianzar el proceso de diálogo y reanudar las negociaciones para encontrar una solución pacífica” a la cuestión de la soberanía de las Islas Malvinas”.

Además a “hacernos eco de la declaración del grupo de los 77 de septiembre de 2011, por la que 131 ministros de relaciones exteriores de los países miembros de dicho grupo y china, reclamaron al reino unido en naciones unidas que cumpla con los requerimientos de la comunidad internacional y que reanude las negociaciones con Argentina sobre las Islas Malvinas, y que los gobiernos “deben abstenerse de tomar decisiones unilaterales”.

También a “tener en cuenta la reunión en Georgetown de noviembre 2010 de los países miembros de la Unasur, que expresaron su compromiso de “adoptar -de conformidad con el derecho internacional y sus respectivas legislaciones internas- todas las medidas susceptibles de ser reglamentadas, para impedir el ingreso a sus puertos de los buques que enarbolen la bandera ilegal de las Islas Malvinas”.

“Honremos en este foro el reconocimiento que el secretario de Defensa de Estados Unidos hiciera a los países del hemisferio occidental, cuando expresa que en los mismos “se produjo una transformación admirable. los países están haciendo más que nunca por promover la paz y la seguridad, dentro y fuera de sus propias fronteras”, finalizó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *