miércoles , 23 de octubre, 2019

Prohíben la venta del cigarrillo electrónico en Córdoba

La Legislatura aprobó la ampliación de los alcances de la Ley de Prevención y Control del Tabaquismo y no se podrá utilizar estos dispositivos en espacios públicos cerrados.

La Legislatura de Córdoba  aprobó ayer, por unanimidad, la modificación de varios artículos de la Ley Provincial Permanente de Prevención y Control del Tabaquismo, y estableció la prohibición de la comercialización de cigarrillos electrónicos en todo el territorio provincial.

De esta forma, se estableció la creación del “Programa Provincial Permanente de Prevención y Control del Tabaquismo”, referido al control del consumo de tabaco y cualquier otra sustancia que expida humo, gases o vapores, mediante la utilización de elementos tales como los denominados cigarrillos electrónicos, vapeadores y todo otro dispositivo de naturaleza similar.

En su Artículo 5º, la norma prohíbe, en todo el ámbito de la Provincia de Córdoba, la distribución y comercialización de productos destinados a fumar como así también de dispositivos electrónicos con tabaco o cualquier otra sustancia que expida humo, gases o vapores utilizando el cigarrillo electrónico, vapeadores y todo otro tipo de dispositivo de naturaleza similar, a toda persona menor de dieciocho (18) años de edad.

En caso de incumplimiento, “la Autoridad de Aplicación podrá sancionar al infractor con multa de hasta ciento cincuenta (150) Unidades de Multa (UM) conforme denominación instituida en el artículo 29º de la Ley Nº 10326 “Código de Convivencia Ciudadana de la Provincia de Córdoba”.

La medida incluye también la “realización de campañas de información y esclarecimiento en establecimientos educacionales públicos y privados, acerca de los riesgos que implica el consumo del tabaco y otras sustancias y elementos a los que hace referencia el artículo 1º de esta Ley, promoviendo estilos de vida y conductas saludables”.

Al respecto, el presidente de la Comisión de Salud, Daniel Passerini, remarcó que “nadie deja de fumar fumando y el cigarrillo electrónico es fumar. Contiene nicotina aunque la etiqueta dice no tenerlo. Todos los decomisos y posteriores análisis por parte del Anmat lo han demostrado. No nos metemos en la vida privada de nadie pero pueden hacerlo en un lugar en el que no se altere la vida y la salud de los demás. Es una ley que resguarda el derecho de quienes no queremos fumar”.

Por su parte, Martín Fresneda consideró que “el Estado ha sido lento y relajado”. “Creo en las libertades individuales y creo que está mal prohibir fumar como también está mal prohibir fumar marihuana, pero no estoy en desacuerdo con que el Estado tome un nivel de intervención mayor. Sobre todo cuando existen privados que por masificar sus ganancias termina perjudicando la salud de la gente”. “Una cosa es que nos matemos a nosotros mismos y otra cosas es que estemos perjudicando generaciones y generaciones por no legislar como corresponde”, advirtió.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *