viernes , 14 de diciembre, 2018
Avion- Vicky Xipolitakis

Procesaron a Victoria Xipolitakis y a los pilotos de Austral

Fueron procesados por haber puesto en peligro la seguridad de la aeronave y el pasaje. Además, el juez Torres les trabó a los tres un embargo por 250.000 pesos a cada uno.

El juez federal Sergio Torres procesó ayer a vedette Victoria Xipolitakis y a los dos pilotos de Austral que permitieron a la mediática ingresar a la cabina de una aeronave y manipular los comandos, a la vez que les trabó a los tres un embargo por 250.000 pesos a cada uno durante el tiempo que dure la causa por un delito que prevé penas de 2 a 8 años de prisión.

El magistrado consideró a los tres como “coautores penalmente responsables de haber ejecutado, a sabiendas, actos que pusieron en peligro la seguridad de la nave”, según la tipificación prevista en los artículos 45 y 190 del Código Penal

En una resolución, el juez Torres consideró que Xipolitakis no solo permaneció durante todo el vuelo en la cabina -y hasta fue invitada a ingesar al avión como pasajero VIP “por el piloto Zocchi y con la anuencia de Soaje”-, sino que, violando la reglamentación, manipuló esos comandos en los momento críticos de despegue y aterrizaje.

Según el juez, la permanencia de Xipolitakis en la cabina durante todo el vuelo se produjo porque los pilotos “no sólo consintieron sino incluso fomentaron” su actitud, aun durante el despegue y aterrizaje del avión, es decir en “las fases críticas”.

Además, Torres dejo asentado que de los diálogos surgen que “los alaridos propinados por Xipolitakis se compadecían más con un ambiente de juerga y por momento tenían clara connotación sexual”.

Finalmente, el juez afirmó que “se dejaron de lado las acciones propias de una profesión tan delicada, para con toda liviandad y alboroto, transformarlo en un irresponsable juego cuasi-mediático”.

El juez consideró oportuno recomendar también como cuestión de seguridad aérea a futuro la “restricción de las facultades del comandante para determinar la admisión de pasajeros en la cabina de mando y, de la tripulación en general, para habilitar la ubicación de pasajeros VIP en asientos que no corresponden a la clase de su boleto de embarque.

El hecho ocurrió el 22 de junio pasado durante el vuelo AU2708 que iba desde el Aeroparque metropolitano a Rosario, en el que la mediática viajó en la cabina invitada por el comandante Patricio Zochi, filmó la situación con su celular y luego la entregó a los medios de comunicación.

Por este motivo, el piloto y su copiloto Matías Soaje fueron desafectados de su trabajo en la compañía aérea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *