martes , 17 de septiembre, 2019

Primero el Afsca, luego la Ley de Medios

El plan por refuncionalizar los espacios  de comunicación cubiertos por el kirchnerismo parece avanzar más rápido de lo previsto. Según Aguad, el próximo paso es rever la Ley de Medios.

El final escandaloso del que fue protagonista el ex titular del Afsca, y líder de la agrupación kirchnerista Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella, parece no ser ajeno a la historia del relato K que parece agotarse día tras día.

Sin dudas, el bastión construido por el matrimonio sureño en tantos de gobierno fue el relato y el dominio de los medios para ejecutarlo. Primero la disputa por la utilización del papel prensa, luego la sanción de la Ley de Medios y con ello la instalación de la defensa de la pluralidad de voces, la libertad de expresión y la pelea contra los grandes grupos mediáticos.

Con la constitución del Afsca y Afstic se produjo la materialización de dos organismos autónomos que, a pesar de ello,  respondían a los intereses del Gobierno y que serían copados por personas que “promulgasen” las políticas de aquel proyecto nacional y popular. Y así sucesivamente…

Tras la reciente intervención de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, los cargos y las licencias otorgadas serán revistas a fin de desechar los “resabios” de administración kirchnerista.

Uno de los asuntos principales propuestos por el nuevo mandatario presidencial, Mauricio  Macri era desestructurar todos los mecanismos heredados de la gestión anterior y, con ello, intentar minimizar el impacto fanático que significaron las banderas simbólicas levantadas por el espacio K.

En medios de un mes de gestión macrista, el nuevo Gobierno provocó altas y bajas, decisiones acertadas y otras polémicas hasta dentro de su propio espacio, pero que siempre tenían como principal contradestinatario al kirchnerista.

El plan del ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, de desarticular de a poco el relato kirchnerista propuesto desde los medios oficiales, o mejor dicho, estatales, parece avanzar rápido y ya pensando en el 2016, parece redoblarse la apuesta.

El objetivo del radical cordobés es llevar una nueva Ley de Medios a discutirse al Congreso. Éste nuevo proyecto consideraría también aquella de telecomunicaciones.

“El país necesita renovarse en tecnología y debe tener una ley acorde. Junto con Venezuela, Argentina es el país más atrasado en la incorporación de nueva tecnología en materia de telecomunicaciones”, argumentó el ministro al hablar sobre la reforma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *