viernes , 19 de julio, 2019

Por denuncias de lavado, el Gobierno amplió la entidad de investigación

La presidente Cristina Kirchner dispuso reformar la Unidad de Información Financiera. Su titular, José Sbatella, deberá nombrar los nuevos directores. La medida se resolvió tras las denuncias contra Lázaro Báez.

En medio de las denuncias por presunto lavado de dinero contra el empresario Lázaro Báez, el gobierno nacional anunció una reforma y ampliación de la Unidad de Información Financiera (UIF), entidad a cargo de investigar ese tipo de delitos.

La medida, que fue comunicada este lunes a través del Boletín Oficial, dispuso que la entidad conducida por José Sbatella incremente de cinco a más de diez los departamentos que tiene a su cargo para luchar contra las operaciones de este tipo.

El decreto 469/2013 – que lleva las firmas de la presidente Cristina Kirchner, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, y el ministro de Justicia, Julio Alak – dispuso dotar a la entidad con “una estructura organizativa que le permita alcanzar los objetivos de su creación”: “prevenir e impedir los delitos de lavado de activos y de financiación del terrorismo”.

La UIF seguirá contando con una Secretaría General Ejecutiva de la cual dependerán los cuatro departamentos que ya existían (la Dirección de Formación y Comunicación Institucional, la Dirección de Seguridad y Sistemas Informáticos, la Dirección de Asuntos Jurídicos y la Dirección de Análisis) y se le agregará la Dirección de Administración.

Además, entre las nuevas áreas creadas figuran la Unidad de Auditoría Interna, el Consejo Asesor, la Dirección de Régimen Administrativo Sancionador, la Dirección de Supervisión, la Dirección de Coordinación/Representación nacional ante Organismos Internacionales y el Departamento de Sumarios.

La norma faculta a Sbatella para “aprobar un máximo de SEIS (6) cargos de conducción en el ámbito de dicho organismo” para ocupar los nuevos cargos.

El viernes, el fiscal federal Guillermo Marijuán dispuso imputar al empresario Lázaro Báez, su hijo Martín, el contador Daniel Pérez Gadín y Fabián Rossi, esposo de la mediática Iliana Calabró, por presunto lavado de dinero.

En el escrito, Marijuán se refirió en duros términos contra la UIF por el manejo que realizó de los Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS) que realiza la entidad. “No quiero dejar de expresar también mi profundo malestar por advertir que los Reportes de Operaciones Sospechosas –ROS– son judicializados cuando ya el suceso es de público conocimiento por difusión mediática y o de cualquier otro tipo, todo lo cual, obviamente, conspira con el éxito de cualquier investigación”, señaló.

“Lo correcto hubiese sido en este o cualquier caso penal estar por delante de las noticias con un adecuado secreto de sumario, procurando las pruebas que cualquier fiscal, juez o investigador necesita para avanzar en una pesquisa”, consideró.

(Fuente: Infobae)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *