miércoles , 16 de octubre, 2019

Podrían dictar otra orden de captura contra Ricardo Jaime

Sin poder dar con Ricardo Jaime aún, la Policía Federal realizó en las últimas horas varios allanamientos en Córdoba y Buenos Aires.
El ex secretario de Transporte está prófugo desde el viernes al mediodía, cuando el juez federal Claudio Bonadio lo procesó, con prisión preventiva, y pidió su captura por supuestos hechos de corrupción en la realización de una obra para el ferrocarril Belgrano Cargas.
Este sábado se conoció que el fiscal federal Carlos Rívolo indicó que también podría pedir la detención del ex secretario en otra investigación por enriquecimiento ilícito.
Jaime no se presentará ante la Justicia, ya que la orden de detención ordenada por Bonadío es “arbitraria” y “no está firme”, confirmó su abogado Andrés Marutián.
“Él quería presentarse pero yo, como su defensor, se lo prohíbo toda vez que es arbitraria y no está firme” la detención ordenada por Bonadío, aseguró el letrado.
Marutián sostuvo que su defendido “está para ponerse a disposición cuando la defensa se lo comunique” y evitó dar precisiones sobre el lugar en el que se encuentra actualmente el funcionario, a quien Bonadío dispuso detener en el departamento que tiene en Puerto Madero o en la provincia de Córdoba, donde reside.
El defensor de Jaime aseguró que apelará el próximo lunes la prisión preventiva dispuesta por Bonadío así como el rechazo a la eximición de prisión que hoy mismo presentó y le negó el juez.
Para el defensor, la resolución del magistrado es “una clara muestra de perversidad pocas veces vista, con un cúmulo de mendacidades absolutas y violación de principios constitucionales”.
En ese sentido, se quejó que la detención este justificada por la gran cantidad de causas que Jaime tiene en proceso: “Los únicos antecedentes a computar son las sentencias condenatorias”, remarcó el defensor.
Y agregó que las de Jaime “son causas en trámite que ni siquiera tienen procesamientos dictados, lo que denota a las claras una intencionalidad mediática y jurídica, pocas veces vista”.
“En la historia judicial argentina es típico de muchos magistrados que han intentado cruzar el jordán en ciertos momentos políticos que eran propicios para purificarse de sus conductas anteriores. Muchas veces la correntada se llevó a varios de los aspirantes”, sostuvo Marutián.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *