domingo , 21 de julio, 2019

Pino Solanas insiste en estatizar Ciccone

El diputado de Proyecto Sur presentó un proyecto para que los billetes vuelvan a manos de la Casa de la Moneda, pero fue cajoneado. “Acá hay negocios de Estado”, denuncia.
“Es inadmisible que una función indelegable del Estado Nacional, que es imprimir billetes con toda seguridad y control, se tercerice a empresas privadas, es una aberración”, afirmó el diputado nacional Fernando “Pino” Solanas en diálogo telefónico con Perfil.com.
El líder de la bancada de Proyecto Sur es autor de un proyecto que propone estatizar la polémica papelera ex Ciccone Calcográfica S.A., protagonista del escándalo que involucra al vicepresidente Amado Boudou y responsable de imprimir los nuevos billetes de 100 pesos, algunos considerados defectuosos.
El proyecto propone tasar y expropiar la empresa, para que sus activos, propiedades y empleados pasen a manos de la Casa de la Moneda y que ésta se encargue de la impresión de los billetes. El texto fue presentado en mayo ante la Cámara de Diputados, pero no pasó de comisión: “Está vegetativo, la técnica del Gobierno es dormir el proyecto”, aseguró Solanas a Perfil.com.
“Estamos hablando de si se expropia o no se expropia, pero eso es secundario: acá lo que hay son negocios de Estado, que el gobierno terceriza a empresas privadas para garantizárles contratos”, argumentó el legislador. Y apuntó contra Boudou: “El ex ministro de Economía y actual vicepresidente estuvo en el armado del rescate de la quebrada ex Ciccone calcográfica, no voy a agregar a todo lo que se ha dicho de esa farsa de Boudou y sus amigos de toda la vida que él dice no conocer”, sostuvo.
“Teniendo en cuenta que la ex Ciccone tenía un pedido de quiebras por las deudas con el estado, el paso natural era pedir la expropiación”, agregó Solanas. Y remató: “Estas son actividades cuasi mafiosas. ¿Quién puede darle con seguridad a semejantes grupos que violan todo el andamiaje institucional legal nada menos que para la fabricación de billetes?”.
Para el legislador, el problema es precisamente el vaciamiento de la Casa de la Moneda, cuya capacidad está colapsada desde la década del ’90. “Ningún gobierno se preocupó de ampliar las capacidades de la Casa de la Moneda. Incluso hubo que acudir a Brasil para imprimir billetes. Hablamos de algo que no requiere grandes inversiones u obras de infraestructura”, opinó.
Solanas calificó el problema de los billetes defectuosos como “una payasada, si ni pueden asegurar la fabricación exacta del billete”. Añadió que “la vergüenza mayor es que la Presidenta haya defendido a Boudou y haya avalado la renuncia del ex procurador Esteban Righi”. Y concluyó: “Todo esto demuestra el grado de degradación institucional de la Argentina”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *