domingo , 16 de diciembre, 2018

Petrone acusó a funcionarios delasotistas de pedir coimas y favores políticos

En su segundo día libre, el empresario desarrollista Jorge Petrone no escatimó en detalles cuanto menos escandalosos en cada entrevista que se le realizó.

Ratificando su condición de “preso político” y de que se le realizó un juicio totalmente armado para que se lo declare culpable, el empresario salió a dar detalles de pedidos de coimas de funcionarios, favores políticos y sus días en prisión.

En un primer momento, Petrone confirmó el pedido de coimas que recibió por parte de Horacio Miró, a quien calificó como un hombre de las “sombras” del gobernador De la Sota.

“Es un hombre muy poderoso en la sombra. Es el que negocia todo lo que hay en la sombra. Conozco las empresas constructoras, todos tienen que negociar con él”.

Petrone detalló que luego de 8 años sin que Dipas resolviera los trámites de una propiedad en San Antonio de Arredondo, Horacio Miró le propuso resolvérselo al instante a cambio de 50 mil dólares.

Miró no fue el único al que salpicó el empresario con sus declaraciones, al mismo tiempo hizo alusión a Darío Vezzaro quien, según Petrone, era su abogado hasta que asumió como Fiscal General de la Provincia, momento en que dejó de ser su representante y le exigió coimas en su propio domicilio a cambio de resolver la megacausa del Registro de la Propiedad.

En cuanto a los favores políticos, recordó prestarles cocheras y distintas propiedades a los hijos del Gobernador provincial. Dato curioso fue el que aportó al asegurar varias veces que De la Sota tiene un hijo varón, hecho que no se conocía hasta el momento. Sin embargo dijo no recordar el nombre pero si que trabajaba en el Centro Cívico y que se presentó como “hijo” del gobernador.

Otro de los favores políticos al que hizo mención fue el momento en que trabajó con Falo. Petrone definió esa relación como un favor ya que explicó que al enterarse de la situación de Falo y luego de que altos funcionarios le pidieran que “le de trabajo”, fue el mismo quien lo llamó ofreciéndole un puesto. “Yo lo llamé a Falo para darle trabajo, trabajó 3 meses conmigo”.

Cuando uno de los reporteros le recordó que tuvolugar un proceso donde fue condenado aunque aún no se haya dictado sentencia firme, Petrone lo calificó de “juicio armado” ratificó su inocencia. “Sin ninguna prueba en mi contra y con 100 pruebas aportadas por mí de mi inocencia, cualquier juez normal me hubiera declarado inocente, fui estafado y termine siendo el jefe de la banda, es todo un juicio armado, no he podido ir en contra de tanto poder”.

Finalmente, concluyó la entrevista con una visión más que optimista, poco creíble de su paso por prisión al considerarlo como una vivencia muy feliz. “Yo he vivido muy feliz en prisión porque lo único q he recibido fue afecto, cariño, el servicio penitenciario me ha tratado muy bien”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *