lunes , 10 de diciembre, 2018

Pérez Corradi fue condenado a siete años de prisión por el tráfico de efedrina

El empresario estaba acusado por la importación de 9.800 kilos a través de la firma Farmacéuticos Argentinos S.A. para la producción de drogas de diseño.

El Tribunal Oral Federal 8 condenó ayer al empresario Ibar Pérez Corradi a 7 años de prisión por el tráfico ilegal de efedrina, que era desviada hacia bandas de narcotráfico para la producción de drogas de diseño.

De esta forma, los jueces Nicolás Toselli, Sabrina Namer y Gabriela López, encontraron culpable al empresario que estaba acusado por la importación de 9.800 kilos a través de la firma Farmacéuticos Argentinos S.A., y luego otros 1.900 kilos a través de Guillermo Ascona.

Según la investigación, la sustancia importada era desviada hacia bandas de narcotráfico para fabricar drogas sintéticas.

Para comercializar la efedrina se utilizó la Droguería Masterfarm, la cual se encontraba a nombre de Jorge Alberto Ochoa, quien era un indigente que declaró que le pagaron para firmar unos papeles para ser presidente de la empresa.

La investigación contra Pérez Corradi se inició a partir del hallazgo de correos electrónicos en los que, desde una cuenta de la droguería “Masterfarm”, Ochoa pedía a empresas en China e India presupuesto y condiciones para comprar efedrina.

Los mails fueron encontrados en un pen drive que fue secuestrado durante un allanamiento en la casa de la madre del empresario detenido.

“Hola, tengo una compañía farmacéutica de ventas en Argentina, Sudamérica. Estoy interesado en comprar 1000kg de efedrina HCI y 1000 kg de pseudoefedrine HCI. Puede darme precio, método de pago, tiempo de entrega y cualquier otro detalle para realizar la operación. Muchas gracias”, decía uno de los mails, mientras que en otros se solicitaba que la efedrina ingresara al país escondido en pólvora y así evadir los controles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *