jueves , 13 de diciembre, 2018

Pepe Scioli vs Florencio Randazzo

“Todo unidos triunfaremos”, cantan los peronistas involucrados en la gran interna k.

De cara al balotaje del 22 de noviembre y teniendo bien presente los resultados de los pasados comicios generales, las aguas al interior del kirchnerismo parecen no calmarse y pronosticar un tsumani partidario que, en la mejor de las opciones, solamente costaría a la próxima gestión oficialista un par de adhesiones.

Lo cierto es que, además de las acusaciones del Jefe de Gabinete y ex candidato a gobernador bonaerense, Aníbal Fernández, el ministro del Interior y de Transporte, Florencio Randazzo se sumó a la ola de críticas contra el sciolismo.

La semana pasada el funcionario nacional cargó contra el candidato y sostuvo que “los eligieron a él, acá están los resultados”.

Pero, lejos de respetar la línea marcada por el postulante e inclusive la presidenta de unificar el movimiento tras el candidato oficialista, operadores sciolistas salieron a contestarle a Randazzo.

La respuesta

Lejos de dar una respuesta diplomática a las críticas, el hermano de Daniel Scioli, el armador político “Pepe” Scioli advirtió que si el ministro “no está de acuerdo” con el Gobierno “no tiene que quedarse atado a una silla” y concluyó que en estos casos “lo que corresponde es correrse”. “Cuando uno es funcionario y está integrando un gabinete o un gobierno y hay tal cosa que no le gusta”, “lo que corresponde es correrse”, agregó.

Además de las declaraciones, Randazzo generó polémica por una foto que trascendió en los últimos días en la que se lo ve abrazado con el senador radical y uno de los principales referentes de Cambiemos Ernesto Sanz, en Mendoza.

El primero en salir en defensa del presidenciable fue su compañero de fórmula, Carlos Zannini, quien expresó que “Randazzo no quería competir contra Scioli, sino que pretendía ser ungido por Cristina” y remarcó que “no hubo competencia porque él no se presentó”.

Por otro lado, en declaraciones con Radio Continental, Pepe Scioli desestimño las versiones que acusaban al Frente para la Victoria de operar la “campaña del miedo” o, como la llaman los macristas, campaña sucia.

“Esto no es campaña sucia, es poner arriba del debate la dos visiones del país: uno tiene una visión de un Estado ausente, de una apertura de la economía y de sustitución de las importaciones; nosotros creemos que hay que seguir ensanchando la base de la producción, que hay que seguir avanzando en la sustitución de importaciones, que hay que defender a los trabajadores y sobre todo a la industria nacional”, amplió.

Por último, minimizando los efectos que pueda llegar a tener la explosión de la interna kirchnerista en los comciios de segunda vuelta, el hermano del presidenciable contó: “Hoy está todo el peronismo, todo el oficialismo y todo el sector obrero detrás” de la candidatura de su hermano y destacó “el apoyo muy fuerte de todas las entidades industriales ante la posibilidad de una apertura indiscriminada de la economía que destruya todo lo que se hizo en estos últimos días”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *