viernes , 14 de diciembre, 2018

Pases de factura dentro del radicalismo

A pesar de su sorpresiva despedida de la política, Ernesto Sanz, es hoy el epicentro de las críticas de todo el radicalismo nacional. Según detallaron fuentes radicales, los correligionarios le reclaman no haber negociado más lugares en el nuevo Gobierno, más allá de aquella que iba a ocupar él.

Pasado el torbellino proselitista que provocan indiscutiblemente los procesos electorales, la UCR, en toda su extensión nacional comienza con los análisis y evaluaciones sobre lo que comenzó hace tiempo ya y que se materializó en la Asamblea de Gualeguaychú.

Ya con los números en manos, los correligionarios pueden evaluar si la decisión de aliarse con el líder del PRO y hoy presidente electo, Mauricio Macri, fue la acertada o no y, tirando a lo obvio, todos parecen haber festejado con énfasis el triunfo presidencial.

Pero, la discusión en el radicalismo hoy está puesta en los lugares a ocupar.

Tras las sorpresiva partida de Ernesto Sanz, abandonando no solo el cargo potencial que le había propuesto Macri, sino también su puesto como titular del comité Nacional de la UCR, salió a la luz el escaso, casi nulo, aporte que realizará el radicalismo al nuevo Gobierno.

Más allá de las exclamaciones formales, varios correligionarios  ponen en jaque los motivos por los cuales Sanz puso en pausa su carrera política.

“Hay algo que no se entiende de la posición de Sanz. Si estuvo hasta último momento negociando para quedarse con la jefatura de Gabinete no cierra para nada el argumento familiar”, vociferaron por ahí y agregaron: “Es increíble. Sanz fue quien nos llevó a esta alianza con Macri y ahora, que llegamos, nos quedamos sin el principal interlocutor”.

Ahora, el reclamo al mendocino está puesto en no haber puesto sobre la mesa de negociaciones otros lugares, además de los requeridos por él, para la administración partidaria  que, con la hasta ahora conocida lista de nombres selectos, sólo tiene un radical, el cordobés Oscar Aguad, pero quien no se considera de pura sepa.

“Oscar se lo tiene ganado porque viene trabajando con el PRO desde hace años. Lo que nos preocupa es la parte radical pura”, sentenció el correligionario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *