martes , 10 de diciembre, 2019

Pasan a pasiva a un policía sospechado de encubrir al violador de La Calera

Se trata del cabo Diego Osvaldo Bustos, quien sería amigo de Leandro Raúl Castañares. Habría intentado impedir que una de las víctimas radique la denuncia.

El Tribunal de Conducta Policial resolvió ayer pasar situación pasiva a un cabo de la Policía de Córdoba, sospechado de haber intentado impedir que una de las víctimas del violador serial de La Calera radique la denuncia.

Se trata del cabo primero Diego Osvaldo Bustos, quien se desempeñaba en la comisaría de esa localidad y que sería amigo de Leandro Raúl Castañares, quien fue capturado el martes pasado en Buenos Aires.

Además de a Bustos, el fiscal Tomás Casas investiga a otros dos policías que prestarían servicios en el CAP del Distrito 12 de Córdoba, y que también habrían incurrido en el delito como encubrimiento u omisión en los deberes de funcionario público al intentar convencer a la penúltima víctima para que no realizara la denuncia.

Castañares está sospechado de ser el autor de seis  casos de abusos sexuales con acceso carnal perpetrados en La Calera, entre el 30 de julio de 2016 y el 21 de diciembre de 2016.

A partir de las denuncias, la fiscal ordenó la detención e imputación del sospechoso y luego de obtener resultados negativos en distintos allanamientos, se ordenó su captura y se dispuso la prohibición para salir del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *