domingo , 22 de septiembre, 2019
Lagomarsino

Para Lagomarsino, Nisman se suicidó

El especialista en informática consideró que el fiscal estaba solo cuando murió, pero aclaró que “hay que ver si lo hizo porque quiso o porque lo obligaron”. La ex secretaría declaró que Nisman volvió al ser alertado sobre que Gils Carbó lo iba a echar.

El técnico informático empleado del fiscal Alberto Nisman, Diego Lagomarsino, opinó que el titular de la Unidad Especial Amia “estaba solo cuando murió”, aunque aclaró que “si se suicidó, hay que ver si lo hizo porque quiso o porque lo obligaron”.

En el marco de una entrevista a la revista Diez Sudacas, al conmemorarse un año de su fallecimiento, Lagomarsino, dijo: “Si voy a la causa, en la que sinceramente no estoy del todo metido, aunque hablé muchas veces con los peritos, todo indica que Nisman estaba solo cuando murió”.

“Uno empieza a escuchar cosas de afuera y eso se pone en duda. Pero, la verdad, no sé qué puede haber pasado. Y si se suicidó, hay que ver si lo hizo porque quiso o porque lo obligaron”, afirmó.

El técnico informático, imputado por haberle prestado el arma a Nisman, cuestionó a la querella que encabeza la jueza Sandra Arroyo Salgado, ex esposa y madre de las hijas de Nisman, al señalar que lo acusan “porque no tienen nada”, por lo que pidió que “en lugar de hablar en los medios, hablen en la causa”.

En este sentido, aseguró que Arroyo Salgado “no busca la verdad. Tengo que aprender a manejar que es una persona distinta y que se comporta así. Y debería aceptarla. Pero hay cosas que todavía no puedo, que me superan”.

Además, Lagomarsoino ratificó que tenía conocimiento de la denuncia que Nisman iba a presentar contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y otros funcionarios por “encubrimiento” en la causa Amia, y que el fiscal le dijo que con esa presentación se “llevaba puesta” a la ex mandataria.

Asimismo, cuestionó a Cristina al señalar que se “equivocó” al hacer alusión al vínculo que lo unía a Nisman: “Mis hijos son chicos y hay muchas cosas que no entienden, pero las hijas de Alberto son más grandes. Me dolió más por Iara que por mí. Que te digan que tu viejo era gay…”.

En otra tramo de la entrevista, Lagomarsino reveló que “pensó” en suicidarse, debido a que “es muy difícil superar ciertos ataques”. “Si Arroyo Salgado no hubiera parado de pegarme, a lo mejor me liquidaba. Es muy difícil soportar todo eso. Dijeron que era puto, que le llevaba falopa, que era ‘ñoqui’. Terminaron diciendo que yo no era un buen profesional, que la computadora era un colador”, recordó.

Por otra parte, el diario Clarín publicó ayer que la ex secretaria letrada del fiscal, Soledad Castro, declaró ante la jueza Fabiana Palmaghini que su jefe adelantó su regreso de Europa porque “tenía información” que la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, iba a echarlo, intervenirlo o nombrarle un fiscal adjunto en la Unidad Especial Amia.

Si era removido, no iba a poder presentar la renuncia“, declaró Castro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *