martes , 18 de diciembre, 2018

Nuevo cruce de Venezuela y Estados Unidos por las protestas

Venezuela y Estados Unidos incrementaron la tensión bilateral con nuevos cruces verbales, que incluyeron la calificación de “asesino” de parte del canciller bolivariano, Elías Jaua, para su par John Kerry, y la afirmación de Washington acerca de que el gobierno de Caracas “falta descaradamente a la verdad” al responsabilizarlo por las manifestaciones y piquetes.

Las declaraciones cruzadas ocuparon el centro de la atención pública, en una nueva jornada de protestas callejeras que la oposición venezolana viene organizando en varias ciudades del país, demostraciones que según el gobierno nacional cuentan con apoyo de EEUU y tienen la intención de derrocarlo y que en 32 días causaron 28 muertos y más de 360 heridos, según cifras oficiales.

Casi en paralelo a las virulentas declaraciones de Jaua, el presidente Nicolás Maduro aseguró que los ataques a su gobierno exceden a la administración estadounidense y se originan en un fuerte lobby republicano.

“Ya es evidente, los EEUU han asumido abiertamente el liderazgo del derrocamiento del gobierno de Venezuela. Así es, el gobierno de Estados Unidos en este momento es rehén de las políticas del lobby republicano y de los lobbies de derecha de Miami”, dijo Maduro a medios internacionales. 

Jaua, en tanto, al hablar en un acto de homenaje al fallecido expresidente Hugo Chávez afirmó: “No vamos a bajar el tono, lo denunciamos a usted como asesino del pueblo venezolano, señor Kerry, no le vamos a bajar el tono a ningún imperio hasta tanto ustedes no le ordenen a sus lacayos en Venezuela cesar la violencia contra el pueblo”.

Según el canciller, Kerry es “el principal alentador de la violencia en Venezuela porque cada vez que se está a punto de reducir a los violentos, sale el señor Kerry e inmediatamente se activan las guarimbas (barricadas) en los principales focos de la violencia”, indicó. 

Estados Unidos salió en seguida a señalar que el gobierno de Maduro “falta descaradamente a la verdad” cuando lo responsabiliza de las protestas y afirmó que Caracas debe “escuchar” a su pueblo.

Al mismo tiempo, reiteró que no descarta “ninguna opción” en materia de sanciones si continúa la violencia en la represión de las manifestaciones en el país sudamericano.

“No se trata de EEUU. Los funcionarios que están tratando de convertir esto en (un problema con) EEUU están faltando descaradamente a la verdad sobre lo que está sucediendo”, dijo la vocera adjunta del Departamento de Estado, Marie Harf. 

El trasfondo de estos señalamientos son las declaraciones de esta semana de Kerry en el Congreso, donde durante audiencias con legisladores dijo que Maduro debe poner fin a la “campaña de terror” contra el pueblo venezolano.

Su vocera reiteró ayer que Washington apoya un diálogo “mediado” preferiblemente por una “tercera parte” que sea aceptada por todos los implicados.

“Creemos que podría haber una posibilidad (de éxito) si una tercera parte mediara, una parte externa” que sea “aceptada” por todos los implicados, indicó, según citan las agencias EFE y DPA.

Según la portavoz, el único objetivo de Washington es “ver una situación donde los venezolanos son escuchados por su gobierno”.

Harf no quiso comentar las propuestas de ley presentadas ayer en las dos cámaras del Congreso estadounidense que prevén sanciones a los que sean identificados como responsables de hechos de violencia en las protestas en Venezuela, pero dejó claro que el gobierno de Barack Obama “no descarta ninguna opción” si no prospera el diálogo. 

Por su parte, la Alianza Bolivariana (ALBA) rechazó “enérgicamente” las advertencias de Kerry y le pidió que respete la declaración hecha por el mecanismo interamericano.

En un comunicado, la ALBA agregó que esas “pretensiones no se corresponden con el derecho internacional ni con la realidad venezolana” y exhortó a EEUU a “respetar” la Declaración de Solidaridad y Respaldo a la Institucionalidad Democrática, al Diálogo y la Paz en Venezuela, aprobada por el Consejo Permanente de la OEA el 7 marzo y a evitar “realizar declaraciones que en nada contribuyen a fomentar el clima de diálogo”.

También sobre EEUU se refirió ayer la fiscal general venezolana, Luisa Ortega, tras el pedido que efectuaron los legisladores norteamericanos para “defender los derechos humanos en Venezuela”, al señalar que ese dinero “será en realidad usado para financiar acciones violentas”.

“Indudablemente esto es para financiar estas acciones violentas que se han venido produciendo en Venezuela. Para comprar C-4, que es una sustancia altamente explosiva. Era como un kilo de C-4, lo que incautamos”, reveló Ortega en una rueda de prensa que dio en Ginebra y que reprodujo la agencia EFE.

Consultada sobre si realmente acusaba a los legisladores de querer financiar las protestas, respondió: “Si están pidiendo dinero, 12 millones de dólares, ¿para qué sino es ese dinero?”.

La fiscal general se refirió a dos proyectos de ley bipartidistas que fueron presentados ayer en el Congreso de EEUU que buscan imponer sanciones contra los miembros del gobierno de Maduro que hayan estado involucrados en episodios de violencia.

Uno de esos proyectos contempla una ayuda de 15 millones de dólares, monto que debería ser usado “para la defensa de los derechos humanos en Venezuela, protección de los medios de comunicación independientes y el fortalecimiento de la sociedad civil en defensa de los valores democráticos en el país”.

En este sentido, Ortega recordó que la legislación venezolana prohíbe la financiación externa del activismo político y acusó a EEUU de querer ser el “gobernante del mundo”. 

“¿Son el tribunal del mundo? -se preguntó y prosiguió-. Porque en ese caso yo también voy a arrogarme ese rol y cuestionar las acciones en Guantánamo, la invasión de Vietnam, la invasión de Afganistán, por los atropellos que ha cometido en Sudamérica y Centroamérica, por el golpe de Estado en Chile, en Nicaragua y tantos otros que se me escapan”, sentenció.

Además, la fiscal destacó que Venezuela es un “país independiente y soberano”, que respeta la autodeterminación de los pueblos.

(Fuente: Télam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *