miércoles , 11 de diciembre, 2019

“No hubo represión, hubo detenciones por no acatar la orden”

Tras el desalojo y la represión policial; el fiscal de Villa Carlos Paz, Gustavo Marchetti, quedó en el centro de las críticas. En diálogo con Radio Universidad, justificó su accionar.
En una conferencia de prensa brindada en la mañana de este viernes, integrantes del colectivo Encuentro de Organizaciones volvieron a criticar el accionar de la Justicia de Córdoba en la causa abierta por los desalojos en los terrenos del barrio Comechingones, de Cuesta Blanca.Nuevamente, señalaron la existencia de graves falencias en el procedimiento, ordenado por el fiscal Marchetti.
En respuesta a estos reclamos, el funcionario judicial argumentó que “la orden que dio la fiscalía fue que no se corte el tránsito vehicular”.
“He visto los videos de los manifestantes y no hay golpes, no hay represión, hay detenciones de la gente que no acata las órdenes”, expresó.
Luego, el fiscal sostuvo que “la Policía no golpea, arremete porque hay uno con la nariz quebrada”.
“Porque no acatan la orden de desalojar la calzada”, reiteró en su defensa.
En este sentido, recalcó en su argumentación de que no se trató de una manifestación pacífica -la sentada frente a la comisaría donde reclamaban por la liberación de seis detenidos- sino de un delito. “La protesta estaba controlada y vigilada”, indicó, de manera contradictoria.
Según el fiscal, el corte de la calzada impedía el paso del rally mundial que por estos días se corre en las sierras cordobesas.
En otro aspecto que definió Marchetti, señaló que los terrenos ocupados tendrían propietarios que reclamarían su titularidad, refiriéndose al origen del conflicto, cuando el domingo 14 de abril pasado se produjo el desalojo de 10 familias que ejercían la condición de “posesión” de tierras en el Barrio Comechingones, de la localidad de Cuesta Blanca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *