martes , 20 de agosto, 2019

Nisman advirtió sobre un posible atentado iraní en Uruguay

El fiscal que investiga la causa AMIA reiteró que “hay elementos para pensar que puede ocurrir” un ataque terrorista en la región. “Las células pueden estar dormidas y cuando las necesitan se activan”, explicó.

El fiscal Alberto Nisman, al frente de la investigación sobre el atentado a la mutual judía AMIA en 1994, expresó que Uruguay podría ser blanco de objetivos terroristas de la red iraní infiltrada en la región de la que advirtió en su último dictamen.

En una entrevista al diario uruguayo El País, Nisman dijo que “hay elementos para pensar que puede ocurrir” un ataque terrorista en ese país, aunque no necesariamente sucedería “mañana o pasado”.

Hallamos elementos que indican los pasos previos al delito“, aseguró Nisman, mientras que aclaró que “él no es quien para investigar en Uruguay” pero que era su deber “moral” poner esta información en conocimiento de la Justicia uruguaya.

Nisman explicó que los atentados “no se planifican de un día para el otro” y precisó que Mohsen Rabbani, uno de los iraníes imputados en el ataque a la mutual judía, “vino a la Argentina en 1983 y participa en el atentado en 1994, 11 años después”, mientras que Abdul Kadir, uno de sus discípulos, “también comienza a ser agente de inteligencia iraní en 1983 en Guyana y recién participa de un intento fallido de atentado en 2007, eso es 24 años después. Pueden estar dormidas mucho tiempo y cuando las necesitan las activan”.

De acuerdo al fiscal, la red terrorista responsable del atentado se manejó desde la Consejería Cultural de Irán en Buenos Aires a cargo del propio Rabbani, quien habría actuado como “coordinador” de la penetración islamista en la región junto a Kadir, quien actualmente se encuentra en prisión en los EEUU por un frustrado ataque al aeropuerto JFK en Nueva York en el 2007.

El pasado 30 de mayo, Nisman dio a conocer el último informe sobre el atentado a la AMIA, donde denunció que la nación persa instaló estaciones de inteligencia en Brasil, Paraguay, Chile, Uruguay, Colombia, Guyana, Trinidad y Tobago y Surinam con el objetivo de llevar adelante atentados terroristas.

En el extenso dictamen, el fiscal Nisman aseguró que el atentado en la mutual judía no fue un hecho aislado, sino “un engranaje, una parte de un entramado mucho mayor, dominado por una fuerte penetración iraní en la región”.

Inmediatamente, la Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán rechazó las acusaciones “debido al historial y carácter sionista del fiscal”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *