viernes , 23 de agosto, 2019

Narcotráfico “Tenemos mínimas posibilidades de combatirlo”

Después de recibir el firme apoyo de la Corte Suprema, los jueces federales del norte argentino redoblaron ayer la dureza de sus mensajes y pidieron mayor atención y recursos para la lucha contra el narcotráfico . “Acá, en el Norte, estamos en el mínimo de posibilidades [de combatir el flagelo]. De 0 a 10, estaremos en 4,5 o 5 puntos como máximo”, dijo Miguel Medina, juez federal de Salta.

Más directo todavía fue Jorge Villada, camarista federal de esa provincia. “Las camionetas 4×4 entran con la droga como quieren”, dijo.

Mientras los jueces hacían oír sus reclamos, varios funcionarios del gobierno nacional rechazaron las críticas. “Estamos yendo a fondo con los pesos pesados y no sólo contra un chofer de camión que transporta cocaína”, dijo el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina.

El ministro de Defensa, Arturo Puricelli, también consideró injustos los reclamos, pero aceptó la poca capacidad del Estado para enfrentar a los narcos: “No es fácil luchar contra ellos porque tienen muchos recursos y utilizan tecnología”.

La Corte exigió anteayer al Gobierno la resolución urgente de los problemas planteados por los jueces del Norte, que, entre otros puntos, pidieron la designación de magistrados en juzgados que están vacantes, la habilitación de nuevos tribunales y el aumento de los recursos humanos en las secretarías penales y en las fuerzas de seguridad que colaboran en las investigaciones judiciales. Además, mencionaron la ausencia de radares y escáneres en la frontera.

La Iglesia había lanzado una similar advertencia en un duro documento conocido el viernes pasado.

La táctica elegida por el Gobierno para dar respuesta pública a los cuestionamientos fue mostrar a todos los ministerios comprometidos en combatir el tráfico de drogas.

El ministro de Justicia, Julio Alak, salió al cruce del documento de la Corte Suprema -elaborado a partir del pedido de los jueces federales de Salta, Jujuy y Tucumán-: “Los que denuncian, sin embargo, paralizaron la posibilidad de solución”. Fue en referencia al fallo del máximo tribunal en el que declaró la inconstitucionalidad de artículos de reforma del Consejo de la Magistratura. “Respecto a las supuestas vacantes por responsabilidad del Poder Ejecutivo Nacional, quiero desmentirlo en forma contundente”, dijo.

También se refirió al tema el ministro de Defensa, Agustín Rossi, que visitó ayer uno de los radares instalados en Santiago del Estero. El funcionario siguió el camino trazado por el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, y señaló que la Argentina cuenta con 20 radares primarios y que pronto se instalarán dos más de esos equipos, fabricados por la empresa nacional Invap.

Sin embargo, no se aclaró que esos radares no sirven para la vigilancia de vuelos narcos, sino que sólo son una importante asistencia a la aviación comercial. Los radares primarios no pueden detectar vuelos que no cooperan para determinar su ubicación, por lo que poca incidencia podrían tener en la lucha contra el tráfico de drogas por vía aérea.

A diferencia de los funcionarios políticos, el juez federal Medina aseguró que en el Norte “la ilegalidad se va haciendo una regla y cada vez crece más”. Y su colega Villada fue más allá en la expresión de peligro: “El narcotráfico tiene armamento y gente en cantidades que nosotros no podríamos tener nunca”.

(Fuente: Perfil)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *