domingo , 15 de diciembre, 2019

Narcoescándalo: fiscal sospecha de la muerte de otro policía

El Fiscal Federal, Enrique Senestrari se encuentra investigando la muerte de una joven policía, quien apareció muerta a los pocos días de haber tomado trascendencia el caso de los narco policías.

Se trata de Damaris Roldan, de 24 años, quien trabajaba en la división de Comunicaciones, en el Centro de Vigilancia de la Jefatura de Policía, y fue encontrada en un descampado cercano a la parada de colectivo en barrio Santa Isabel II Sección, el pasado martes 17 de septiembre.

El hecho fue calificado de suicidio ya que presentaba un disparo en su boca y un arma en su mano, sin embargo el fiscal federal señala que hay elementos suficientes para sospechar que no se trató de un suicidio y además sostiene la hipótesis de que estaría relacionado con el caso de los narcopolicias.

“Hay versiones que indican que otros policías fueron a revisar la casa apenas se conoció el deceso de esta policía, que le revisaron todo su dormitorio, que en la parada de colectivo donde la encontraron aparentemente suicidada con el arma en su mano, no habría manchas de sangre que colaborarían a que se tratara de un hecho que ocurrió en ese lugar, sino que pudo ser trasladada hasta ahí” precisaba el periodista Roberto Battaglino en una de sus columnas televisivas del día.

En este orden Senestrari planteó que hubo una “actividad de limpieza de las pertenencias de esta oficial”. Y esto, según el fiscal, podría tener relación directa con el hecho de que Roldán tenía relación directa con varias de las personas involucradas en esta investigación y tenía conocimiento de lo que había ocurrido.

“Esto indica que se está tratando de tapar algún dato que podía tener en su memoria o en sus archivos, acerca de lo que se está investigando hoy en la Justicia Federal (…) No es una muerte casual y no es un policía más que se suicida. Es otro policía que conocía el caso y conocía muy bien a las personas investigadas, y tenía alguna información sobre lo que había ocurrido. Aparece como otra persona más que podrían haber silenciado”

Al igual que en el caso del oficial Alos, el estado anímico de los fallecidos, así como la situación familiar por la que estaban atravesando, no concuerda con una situación de suicidio. Así como la inmediata y no menos dudosa reacción de la cúpula policial al darse a conocer ambos casos.

Finalmente, desde el gobierno Provincial aún no se han realizado declaraciones en torno a estos 2 casos, manteniéndose en su postura de “no politizar los casos para no entorpecer la investigación” y a la vez hacen foco en la pelea con la nación, como único y principal tema de agenda electoral.

Por otra parte, la oposición le reclama al gobierno provincial poner estos temas sobre la mesa, hablar de estos temas, ya que se hace necesario que De la Sota y su gabinete reconozcan la responsabilidad que le atañe a cada uno en cada una de las causas del narco escándalo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *