miércoles , 18 de septiembre, 2019

Ñáñez pidió a las nuevas autoridades “humildad” y que cumplan con las promesas

El arzobispo de Córdoba reclamó al gobierno electo “cumplir con cuidado” los encargos de la voluntad popular durante su homilía del segundo domingo del ciclo del Adviento. Llamó a “dejar de lado los enfrentamientos” y “buscar el entendimiento”.

El arzobispo de Córdoba, Carlos Ñáñez, solicitó ayer a las nuevas autoridades que gobernarán el país “cumplir con cuidado” los encargos que recibieron de la voluntad popular, al expresar su homilía del segundo domingo del ciclo del Adviento.

“El papa Francisco, diría que no hay que tener miedo a ser bueno, no tener miedo a la bondad. Dejar de lado los enfrentamientos, que entristecen, que destruyen y que a veces enlutan, mientras que buscar el entendimiento y el encuentro, honra, dignifica la condición humana, nos llena de alegría y nos hace felices”, sostuvo.

En esta línea, Ñáñez afirmó: “Me parece también que en las perspectivas, los momentos que está viviendo nuestra Patria, en este momento trascendental de cambio de autoridades, esto está pidiendo esas responsabilidades para quienes están por asumir, de cumplir con cuidado los encargos que reciben de la voluntad popular. Procurar cumplir las promesas hechas y también siempre hablar con humildad y con verdad”.

“Humildad, para destacar los logros que ciertamente no serán fruto del ingenio de una sola persona, sino también de un resultado de un trabajo en común, involucrando y comprometiendo a toda la ciudadanía y con verdad para reconocer lo que se hizo y lo que no se pudo hacer y por qué no se pudo hacer”, agregó.

El arzobispo de Córdoba comentó que “esto de sacar lo mejor, es una invitación para nosotros, los ciudadanos, para colaborar lealmente en la búsqueda del bien común de la sociedad”.

“Un sistema democrático que no significa que todos pensamos lo mismo, que todos pensamos igual, sino que somos capaces de trabajar juntos, respetando y honrando, e incluso apreciando las diferencias que debidamente integradas hacen a la riqueza de y al bienestar de toda la sociedad y esto en un clima de diálogo sereno y constructivo”, comentó.

“En la Argentina tenemos fortaleza y nuestro pueblo es capaz de grandes cosas, tenemos que animarnos, sacando lo mejor del corazón, y se lo debemos pedir al Señor, cuando nos vamos acercando a la Navidad”, sostuvo el arzobispo Ñáñez durante la misa celebrada en la parroquia Nuestra Señora del Valle, del barrio Villa Belgrano de Córdoba.

(Fuente: lmcordoba.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *