jueves , 14 de noviembre, 2019

Multitudinaria manifestación e incendios en una universidad y una iglesia en Chile

Los bomberos trabajan en el lugar para poder apagar el fuego, que ya alcanzó el tercer piso de la institución. El pueblo chileno había convocado una nueva marcha masiva y en paz para este viernes a la tarde.

Las manifestaciones e incidentes en Chile vienen desde hace 20 días, y, por el descontento de los ciudadanos con respecto a las políticas sociales y económicas, parece que no van a terminar. Este viernes, se registró una nueva ola de incidentes en Santiago de Chile, a donde más de 200.000 personas se congregaron para protestar contra el gobierno de Sebastián Piñera.

Aunque al comienzo la marcha se dio en paz, esta tarde un grupo de personas incendió una parte de la Universidad Pedro de Valdivia, por lo que 16 dotaciones de bomberos se presentaron para apagar el incendio, que todavía continúa con fuerza. Del mismo modo, saquearon la Parroquia de la Asunción, de donde se sustrajeron bancos para hacer barricadas, lo que provocó la intervención de los carabineros.

La protesta empezó esta mañana cuando camioneros y estudiantes salieron nuevamente a tomar las calles chilenas, luego de semanas muy violentas. El primer grupo se dirigió hacia La Dehesa, un barrio de clase alta de la capital chilena, donde marcharon para exigir una rebaja en los peajes de rutas y que se anulen sus multas por no pagar sus deudas a las concesionarias privadas que construyeron los caminos.

Por su parte, los estudiantes protestaron contra las medidas de seguridad anunciadas por el presidente, quien, entre otras cosas, en las últimas horas anunció que quiere impulsar la Ley antisaqueos.

Además de estas marchas, para esta tarde se había convocado una nueva y masiva manifestación en el sector de Plaza Italia, en el límite entre Santiago y Providencia, aunque las cosas se salieron de control y terminaron en un fuerte enfrenamiento entre los ciudadanos y los carabineros.

Los disturbios ocurrieron cuando un grupo de personas saqueó la parroquia de La Asunción para llevarse bancos para hacer barricadas, y luego, prendieron fuego la Universidad Pedro de Valdivia. Según indicaron medios locales, el fuego avanzó rápidamente en la estructura, lo que destruyó totalmente el tercer piso.

De esto modo, con el objetivo de dispersar a los ciudadanos, las fuerzas de seguridad usaron carros hidrantes, al mismo tiempo que tiraron gases lacrimógenos.

Desde la Fiscalía Nacional anunciaron este viernes que abrieron 1.089 investigaciones penales por denuncias de “de violencia institucional” entre el 18 y el 31 de octubre. En este contexto, además de las 20 víctimas fatales, la Cruz Roja chilena reconoció 2.500 personas heridas y el Colegio Médico informó que más de 180 ciudadanos quedaron con graves lastimaduras oculares.

El detonante de las protestas fue la suba del boleto del subterráneo, aunque el malestar del pueblo chileno venía desde hace tiempo y por eso estalló. Hasta el momento, el presidente Piñera respondió a la crisis con un cambio de gabinete y una agenda social que incluye leves mejoras a las pensiones de los más pobres, la anulación de un incremento de 9,2% en la electricidad, además de anuncios de proyectos para rebajar sueldos y asignaciones de diputados y senadores.

(Fuente: Big Bang News)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *