domingo , 22 de septiembre, 2019

Mientras asumen los ministros de Franco, Lugo anuncia “un gabinete en las sombras”

“Queremos convertirnos en fiscales, observadores y monitorear todo lo que van a hacer los nuevos ministros”, expresó el mandatario destituido, quien asistirá a las cumbres de la Unasur y el Mercosur.
La confusión se adueñó de la vida política paraguaya en los últimos días y hoy no fue la excepción. El país vecino “amaneció” con dos gabinetes. Uno, el oficial del presidente Federico Franco, cuyos ministros ya juraron en el Palacio López. Otro, un “gabinete entre las sombras”, anunciado por el destituido Lugo, para “fiscalizar” al nuevo.
Los nuevos ministros del Gabinete del cuestionado presidente de Paraguay, Federico Franco, juraron ayer a la mañana sus respectivos cargos durante una ceremonia realizada en el Palacio de López, en tanto falta nombrar al titular del Ministerio de Hacienda.
Carmelo Caballero asumió como ministro del Interior en sustitución de Rubén Candia Amarilla, quien permaneció en el cargo apenas diez días, ya que había sido nombrado por el destituido Fernando Lugo el 16 de este mes.
También juró oficialmente hoy -aunque fue nombrado el sábado último y ya estuvo en funciones- el ministro de Relaciones Exteriores, el liberal José Félix Fernández Estigarribia, en reemplazo de Jorge Lara Castro, informaron.
El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones estará a cargo del diputado liberal Enrique Salyn Buzarquis, y el de Salud Pública y Bienestar Social corresponderá al infectólogo Antonio Arbo. El abogado liberal Enzo Cardozo fue repuesto en la cartera de Agricultura y Ganadería, luego de haber renunciado el jueves pasado, cuando su partido decidió apoyar el polémico juicio político que se le aplicó al entonces presidente Fernando Lugo.
En el Ministerio de Educación y Cultura se confirmó el nombramiento del colorado Horacio Galeano Perrone, quien fue el primer ministro en esta cartera cuando asumió Lugo en el 2008. Por último, dos mujeres se suman al gabinete de Franco: María Liz García de Arnold como ministra de Defensa Nacional, y María Lorena Segovia Azucas como titular de Justicia y Trabajo.
En tanto, Lugo anunció en conferencia de prensa que dará continuidad a su cuerpo de ministros al estilo de “un gabinete a la sombra del oficial”, para monitorear sus actividades, tras reunirse con quienes fueran sus ministros.
“Con los ministros queremos convertirnos en fiscales, observadores y monitorear todo lo que van a hacer los nuevos ministros”, dijo el presidente destituido. “Quiero resistir hasta que recuperemos el mando porque aquí hubo un golpe parlamentario”, dijo, al tiempo que agregó que “con mis colaboradores formamos un pequeño gabinete de ministros y otro equipo para ser fiscales de los nuevos ministros del gobierno ilegal”.
En el plano externo, la situación de Paraguay también se complica no sólo por la retirada o llamada a consulta de los embajadores de casi todos los países de América Latina, sino también porque será Lugo, y no Franco, quien asista a las cumbres de la UNASUR el miércoles en Lima, y a la del Mercosur el jueves y viernes en Mendoza.

(Fuente: agencias)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *