jueves , 21 de noviembre, 2019

Mestre inauguró el desagüe en Alta Córdoba

Enfervorizado, ante un público que gritaba de a ratos: “¡Vamos, Ramón!”, y con todo su gabinete detrás, el intendente de Córdoba, Ramón Mestre, tuvo su fiesta, ayer, en la inauguración del desagüe del barrio Alta Córdoba, al cumplirse un año de su gestión.

En la esquina de Lavalleja e Isabel La Católica se montó un gran escenario del que colgaban banderas verdes con el ya conocido slogan municipal: “Ordenar es el camino”. A las 19 empezó a llegar la gente. Algunos eran vecinos de Alta Córdoba; otros, militantes que fueron llevados en numerosas Trafic . También asistieron concejales, legisladores y dirigentes partidarios.

Después de la presentación de la banda De rebote y de tres temas del joven cuartetero Catriel Argüello, entraron al escenario Mestre con el viceintendente Marcelo Cossar y los principales secretarios de gobierno.

Ya eran las 20.50 cuando el intendente se tomó con fuerza del atril y comenzó su encendida alocución. “¡Cordobeses, acá está el desagüe, acá están las obras, acá sobran las palabras!”, exclamó. De tanto fervor, a la mitad del discurso tuvo que sacarse el saco y arremangarse la camisa.

Después de reiterar la situación en que encontró la Municipalidad al asumir el mandato –“la tormenta perfecta”, como la califica–, remarcó la puesta en marcha de un plan de recuperación de la ciudad y, sobre todo, hizo hincapié en la necesidad de apoyo de los vecinos.

“Sólo les pido que vuelvan a creer. Que nos acompañen durante los cuatro años. Vamos a demostrar que estamos a la altura de las circunstancias”, pidió a los vecinos.

También, resaltó las gestiones frente a la ciudad de su padre, Ramón Bautista Mestre, y del exintendente Rubén Martí, que estaba en primera fila.

También agradeció a los empleados municipales y especialmente a los de higiene urbana, nucleados en el Surrbac. “Han reparado más de 200 contenedores de basura y yo quiero agradecerles”, dijo Mestre.

Hacia el final, hizo referencia al Día de la Democracia, que se conmemoraba ayer. Recordó al expresidente Raúl Alfonsín e hizo un llamado a los dirigentes de su generación a dejar de lado las diferencias partidarias y fortalecer la democracia.

Y terminó con otro pedido de fe a los vecinos: “¡Quiero pedirles que crean!. ¡Sí se puede, sí se puede, sí se puede!” gritó. Y una lluvia de papeles amarillos y verdes estalló en el escenario. Hubo aplausos, gritos y sonar de redoblantes. Para cerrar, el cantante Jean Carlos dio un espectáculo.

13 cuadras. El desagüe tiene 13 cuadras a largo de la avenida Isabel la Católica, con un caño de dos metros de diámetro y 95 bocas de tormenta, según precisó Mestre. A pesar de que ayer se inauguró, aún falta terminar el asfalto entre la calle Rodríguez Peña y las vías del tren.

Fuente La Voz

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *