lunes , 23 de septiembre, 2019

Mestre cree que su principal “fracaso” es la falta de colaboración gremial

El intendente de la ciudad de Córdoba, Ramón Mestre realizó un balance de sus primeros seis meses de gestión. En ese contexto, el jefe comunal consideró que hasta la fecha si tuviera que admitir algún “fracaso” sería la falta de colaboración gremial.

“Hay una serie de circunstancias que podemos destacar como por ejemplo la falta de colaboración, de entendimiento de algunos sectores gremiales que no han comprendido que tenemos que trabajar en conjunto. Hay que decirle lo importante que es el vecino. Los contribuyentes, los empleados, los funcionarios tenemos que trabajar para recuperar la ciudad, pero hay gente que no lo ha entendido así y por eso lo tomo como un fracaso”, señaló Mestre a Cadena 3 en clara alusión al sindicato de municipales, Suoem.

Por otro lado, el Intendente resaltó como un logro “la reducción al 30% de las horas extras a los empleados y el pago de una deuda salarial de 50 millones que datan de antiguas gestiones”.

“El gasto salarial está en el orden del 66%, hay que seguir trabajando para achicar costos. Hemos hecho un gran esfuerzo en eliminar parte de los gastos superfluos. El promedio de horas extras era de 33 mil por mes mientras que hoy es de 8 mil, esto tiene que ver con el control, por esta falta se cobraban horas extras y no hacían falta abonarlas”, sostuvo.

Mestre apuntó contra sus antecesores -Luis Juez y Daniel Giacomino- a quienes responsabilizó de la superpoblación en el Palacio comunal.

“Además de los trabajadores municipales de planta, tenemos 1.900 empleados en Cotreco y Lusa y 1.650, en Tamse, o sea que contamos con casi 14 mil empleados. Hace siete años eran 7.600 los trabajadores, mientras que cuando asumió mi padre había 6.700 y cuando se fue, dejó 5.100”, valoró el jefe comunal.

Y continuó: “Martí no llegó a los 7 mil empleados. En la actualidad, en seis años se duplicaron los trabajadores, por eso la dificultad de los costos”.

En otro sentido, el Intendente justificó la decisión de subsidiar el pago a choferes del servicio urbano de transporte: “La Carta Orgánica establece que yo tengo que garantizar el servicio y por eso me veo obligado a poner el dinero, eso es por no tener un marco regulatorio, y por eso hoy es muy difícil aplicar sanciones. Uno de los pasos más importantes que hemos llevado en estos seis meses es la decisión de establecer un marco regulatorio, que signifique mejor transporte ”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *