miércoles , 12 de diciembre, 2018

Mestre anfitrión

El intendente capitalino reunió a sus pares radicales del interior provincial y se mostró ante el macrismo como el gran armador cordobés.

Los sorprendentes números que arrojaron los comicios generales del pasado 25 de octubre para el frente Cambiemos en Córdoba, y en especial la Capital, alentaron a muchos dirigentes a pensar en las posibilidades reales de una futura gobernación nacional.

Ayer justamente, intentando unificar fuerzas de cara a este balotaje histórico, el titular del Palacio 9 de Julio, Ramón Mestre, reunió a cerca de 170 mandatarios municipales radicales, del interior provincial, demostrando la capacidad de congregar a la casi totalidad de la estructura territorial del radicalismo para diagramar el último tramo de la campaña presidencial.

Acompañado por el principal armador macrista, Emilio Monzó, el intendente capitalino se mostró como el gran armador del frente opositor en la provincia y, recibiendo muchos halagos, escuchó con atención al invitado, quien dijo: “Los felicito por reunirse tan seguido. Eso tiene q ver con la identidad de Córdoba y la resistencia que esta provincia interpuso frente al avance del kirchnerismo”.

Concluyendo su discurso, el macrista alentó a los presentes y comentó el porcentaje de los últimos números que se manejan. “Las últimas encuestas ubican a Mauricio entre los 55 y 60 puntos, pero les pido encarecidamente que afirmen en sus distritos que nunca le quitaremos a la gente los derechos adquiridos. Siempre más, siempre hacia adelante”.

A su turno,  Mestre devolvió gentilezas y resaltó el aporte el PRO a los comicios municipales, donde integrando la alianza Juntos por Córdoba en conjunto con el radicalismo, se logró retener, por amplio margen, la conducción municipal.

“A partir del 10 de diciembre todos los que estamos acá tendremos la oportunidad y la responsabilidad de gobernar bien nuestro país”, sentenció.

Mensaje de doble vía

Pero, además de alentar el trabajo en los últimos días de campaña proselitista, el principal orador radical, envió bastas muestras para consolidar la estructura partidaria y así evitar las fugas como el polémico caso del intendente de Río Tercero, Alberto Martino.

Si bien por ahora, y tras el escandaloso regreso del mandatario radical a la orgánica partidaria, los operadores partidarios descartan la posibilidad de que se repitan casos, consideraron que sirvió como ejemplo  y alerta para los presentes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *