martes , 16 de julio, 2019

Menor de 13 años fue esposado en el Hospital de Niños

Cuando un niño quiso escapar del Complejo Nueva Esperanza, durante su captura, lo golpearon y con una fractura en un brazo, lo llevaron al nosocomio, donde pasó el fin de semana esposado.
De sólo 13 años, el menor había intentado huir de la institución a través de un alambre.
En tal intento, cayó pesadamente al suelo, desde unos 6 metros. Allí fue arrestado por los policías. Pese a que se encontraba indefenso, los uniformados lo habrían golpeado hasta provocarle una fractura en el brazo. Derivado al Hospital de Niños, permaneció el fin de semana esposado a la cama, bajo una consigna policial.
La historia fue revelada por la madre del pequeño, en el marco de una nueva edición de los Informes Crónica.
La mujer aseguró: “Él estaba en el complejo Nueva Esperanza y se había cansado de pedirle ayuda al juez, porque no aguantaba más la situación que estaba viviendo, pero como no lo escuchó, entonces, decidió fugarse”.
En el mismo sentido, la mujer, que sólo se identificó como Erica, agregó que su hijo “se subió a un alambrado de seis metros de altura, de donde cayó, ocasión en la que fue alcanzado por personal del servicio (penitenciario) y le propinaron numerosos golpes”.
La mujer lamentó que el hecho haya sucedido el viernes pasado y que recién le hayan avisado al otro día, el sábado, que su hijo “se encontraba internado en el Hospital de Niños (de la ciudad de Córdoba), con un brazo fracturado”.
“Cuando hablé con mi hijo, me contó todo lo que había pasado”, afirmó, tras lo cual agregó que el domingo el policía que se encontraba de consigna en el hospital le puso “dos esposas, en una de las manos y otra, en el pie”.
De acuerdo con la mujer, la causa por la que el menor se encuentra internado en el complejo Nueva Esperanza, ubicado a unos 15 kilómetros de la capital cordobesa, es sustanciada por el juez en lo Penal Juvenil de 4ª Nominación, José González del Solar.
En diálogo con Informes Crónica, el niño dijo que se intentó fugar “porque el Juez no le da bola”.
“Me quise fugar y me agarraron cuando salté el alambrado”, describió.
“Me caí y me volví a parar, y me estaba yendo, me dice el policía: `¡Quedate ahí porque te quemo!´”, relató la víctima.
“Cuando seguí corriendo, me choca con la moto en el pie, cuando me caigo me pone la pistola en la nuca y me sacó las zapatillas”, continuó y añadió en su narración de los hechos que lo esposó en los pies.
“Me subieron a una chata y me hicieron `cagar´”, afirmó.
La quebradura del brazo se produjo cuando le doblaron sus miembros para colocarle las esposas.
En el Hospital de Niños, el menor fue esposado de manos y pies a la cama durante el sábado 11 y domingo 12 de mayo.

(Fuente: Canal 10)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *