lunes , 21 de octubre, 2019

Mediación de fiscal federal por la toma del decanato de Derecho

El fiscal federal Gustavo Vidal Lascano se reunió ayer por la tarde con autoridades y los estudiantes que ocupan el decanato de la Facultad de Derecho de la UNC.

Esta actuación se produce luego de una fallida reunión entre las autoridades de la Facultad y los estudiantes que realizan la protesta para buscar una solución al conflicto que cursará mañana su quinto día de toma.

Ante la falta de acuerdo, el cuerpo docente advirtió a los alumnos que “si no levantan la toma, serán suspendidas las mesas de examen”.

Por ello, el fiscal federal actuó con la intención de acercar las partes que permitan una salida a la ocupación del decanato.

Un grupo de estudiantes de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales mantiene la toma simbólica del Decanato desde el jueves pasado en reclamo por la caducidad del plan de estudios que, según sostienen, les demandaría el cursado de 19 materias más.

Vidal Lascano sostuvo que “formalmente” la toma del decanato es un delito, expreso que las protestas sociales deben “mirarse con otra óptica”.

“No he pedido el desalojo, de todos modos la ocupación del espacio de la Universidad Nacional de Córdoba debe cesar, pero vamos a buscar la forma más razonable que intente ser la solución para todos”, señaló el magistrado.

Vale mencionar que el nuevo plan hace 12 años que se encuentra en vigencia, por lo que los estudiantes que reclaman hace más de 13 años que se encuentran cursando la carrera de Derecho.

“Adaptarnos al plan nuevo nos perjudicaría porque se nos agregan 16 materias más 3 equivalencias, y no se nos reconocería las materias ya regularizadas. Esto nos demandaría tres o cuatro años más de carrera. Nosotros lo único que queremos es rendir en las mesas como veníamos haciéndolo para recibirnos en el marco de nuestro plan, que es un contrato que nosotros adherimos cuando entramos a la Universidad”, sostuvo una de las mujeres que acampan frente al viejo Decanato.

Respuesta de la Universidad. En contrapartida, la decana Marcela Aspel informó que desde el año 2000, la Facultad puso en funcionamiento un nuevo plan de estudios aprobado por el Concejo Directivo que reemplaza el plan anterior que estuvo vigente por más de 50 años.

Desde el decanato afirman que el viejo plan ya no cumple con las exigencias del Ministerio de Educación de la Nación para ser considerada una carrera con título universitario, regido en Ley de Educación Nacional.

“De este plan 2000 ya han egresado una decena de promociones de abogados de excelencia que se desempeñan exitosamente en el campo profesional (…) Distintos indicadores han demostrado que comparando ambos planes de estudios, las cifras son más optimistas para el nuevo programa. Reflejan que el promedio de los egresados es mayor, se aumentó también en un 10% la cantidad de egresados en término, disminuye la deserción y cuenta con un diseño curricular más completo”, argumentó Aspel defendiendo la implementación total del Plan 2000.

Fuente SRT

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *