miércoles , 11 de diciembre, 2019

Media sanción al blanqueo en el Senado

El oficialismo consiguió este miércoles a la noche aprobar en el Senado y girar a la Cámara de Diputados el proyecto que habilita el blanqueo de capitales no declarados, con 39 votos a favor y 28 en contra.
El debate del proyecto comenzó a las 13 y se extendió hasta las 22.30, período en el que el oficialismo destacó la utilidad del blanqueo para “movilizar” el mercado inmobiliario, energético y de la construcción, mientras que la oposición sostuvo que “tiene mucho de impunidad” debido a que quienes blanqueen no estarán obligados a informar la procedencia de ese dinero.
Tal como había anunciado, el oficialismo aceptó una de las modificaciones que propuso la oposición para que los familiares de los imputados en causas por lavado de dinero o evasión fiscal no puedan puedan participar del blanqueo.
El jefe del bloque oficialista, Miguel Ángel Pichetto, afirmó que no hay “ningún tipo de diferencia con el blanqueo que planteó (Raúl) Alfonsín” durante su Gobierno.
Además, aseguró que “el Gobierno y el Banco Central van a responder por los CEDIN”, en referencia a los certificados que se entregarán a cambio de los dólares, y sostuvo que “no va a haber ninguna emisión descontrolada y devaluada como fueron los patacones”.
Por su parte, el senador oficialista, Aníbal Fernández, señaló que el blanqueo pretende “transformar recursos ociosos en créditos” para “movilizar” el mercado inmobiliario, energético y de la construcción.
La oposición votó de forma unánime en contra de la iniciativa con argumentos como los que pronunció la senadora del PeronismoFederal, Liliana Negre de Alonso, quien afirmó que el proyecto no tiene un marco de “inequidad fiscal, sino inmoralidad fiscal” y reiteró que “abre la puerta a la narcoeconomía”.
En tanto, su compañera de bloque, Sonia Escuedro, afirmó que en este blanqueo “van a entrar todos, desde el que simplemente evadió y hasta el que obtuvo el dinero de forma ilícita” porque, según dijo, “no hay forma de diferenciar” entre ambos.
El radical Luis Naidenoff calificó los CEDIN -certificados que se entregarán a cambio de los dólares- como “cuasi moneda”, mientras que el socialista Rubén Giutiniani, del Frente Amplio Progresista (FAP) sostuvo que “le están poniendo un cartelito de tonto a todos los que cumplen con la ley”.
El proyecto autoriza la creación de dos bonos que permitirán el blanqueo de capitales no declarados tanto en el país como en el exterior.
Mediante la aprobación de esta ley, el Ministerio de Economía podrá emitir el Bono Argentino de Ahorro para el Desarrollo Económico (BAADE) y el Certificado de Depósito para Inversión (CEDIN), además de un Pagaré de Ahorro para el Desarrollo Económico.
Según consta en el proyecto que se votará el miércoles, quienes deseen cambiar divisa extranjera por estos bonos no estarán obligados a revelar su origen ni la procedencia de los recursos con los que se obtuvo.
Además, estarán exentos del pago del impuesto a las Ganancias y de cualquier gravamen especial.
Del blanqueo no podrán participar quienes estén imputados en causas de lavado de dinero o cualquier otro delito tributario o financiero, así como los funcionarios públicos o los familiares de cualquiera de esos dos grupos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *