miércoles , 16 de octubre, 2019

Mandela en estado vegetativo

Mientras el gobierno sudafricano insiste en que el expresidente NelsonMandela está en una condición “crítica pero estable”, un documento judicial firmado por las hijas del exmandatario sostiene que el anciano dirigente se encuentra en un “estado vegetativo permanente”. Según trascendió, los médicos que lo asisten recomendaron desconectarlo de la asistencia respiratoria, aunque su familia se niega a tomar tal determinación.
Mandela “está en un estado vegetativo permanente y bajo asistencia respiratoria para sobrevivir. La anticipación de una muerte cercana está basada en motivos verdaderos y serios”, dice el escrito presentado la semana pasada en el tribunal de Mthatha (sur).
“El estado de salud de Mandela empeoró y los médicos aconsejaron a la familia Mandela desconectar la máquina que lo mantiene artificialmente en vida”, dice el documento. “En vez de prolongar su sufrimiento, la familia Mandela estudia esa opción como algo muy probable”, agrega.
“No vamos a hacer ningún comentario. Hemos indicado que, de acuerdo a nuestro punto de vista, fundado en los informes médicos, el estado de salud del expresidente es crítico pero estable”, declaró el portavoz de la presidencia sudafricana, Mac Maharaj.
La persistente infección pulmonar que padece Mandela, con numerosas recaídas en los últimos meses, lo ha llevado a hallarse entre la vida y la muerte en un hospital de Pretoria desde hace semanas.
Los problemas pulmonares del expremio Nobel de la Paz provocaron una sucesión de internaciones desde los últimos meses de 2012. “Su chispa se apaga poco a poco”,lamentó en diciembre la esposa del líder sudafricano, durante una de sus recurrentes visitas al hospital.
Traslado. Los restos mortales de tres hijos de Nelson Mandela fueron exhumados ayer, tras una decisión de la justicia sudafricana, para ser trasladados de retorno al pueblo de Qunu(sur), la aldea donde el exlíder de la lucha contra el apartheid pasó su infancia y desea que lo entierren.
Los hijos de Mandela habían sido enterrados en Qunu, pero Mandla, el nieto mayor de Mandela y quien ejerce la jefatura del clan, los exhumó contra la voluntad de 16 miembros de la familia que presentaron una demanda judicial. Mandla habría traslado los restos a Mvezo, unos 30 kilómetros de Qunu en 2011.
La familia Mandela acusa a Mandla de querer construir un sitio turístico, en torno al panteón familiar, en Mvezo, pueblo del que es el líder.
Los restos que fueron exhumados pertenecen al hijo mayor de Mandela, Thembekile (que murió en 1969), a la niña Makaziwe (que falleció a los nueve meses de vida) , y el padre de Mandla, Magkatho, quien murió en 2005.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *