viernes , 24 de mayo, 2019

Maidana negó las acusaciones en su contra

Aseguró que se desvinculó de CBI a fines de 2009 y desmintió a Fonseca al decir que cuando él trabajó, la firma se dedicaba a la gestión de cajas de seguridad y tesorería, lo qué no requeriría de la autorización del BCRA.

El titular del Banco de Córdoba, Fabián Maidana, intentó hoy despegarse de las denuncias en su contra que lo vinculan con supuestas maniobras delictivas realizadas por con financiera CBI Cordubensis AS.

Las acusaciones surgen luego que ayer se conociera el contenido de una supuesta carta que el vicepresidente de la firma, Jorge Suau, se aseguró de hacer llegar al fiscal federal, Enrique Senestrari, antes de ser hallado muerto.

En el escrito, el financista acusaba a sus socios, a empresarios y a funcionarios provinciales y municipales de le realizar maniobras de lavado de activos, entre quienes mencionaba a Maidana.

Al respecto, el actual funcionario provincial reconoció que desde 2008 fue socio de la firma, pero aclaró que se desvinculó en 2009.

Además, contradijo al legislador Ricardo Fonseca, quien había denunciado que la empresa el ilícita ya que no contaba con la habilitación del Banco Central de la República Argentina (BCRA). En este sentido, Maida explicó que cuando él participó de CBI se dedicaba a la gestión de cajas de seguridad y tesorería, y aseguró: “Eso es lícito, no requiere de autorización del BCRA”.

En diálogo con Cadena 3, el funcionario contó que en 2008 fue consultado por cajas de seguridad, gestión de tesorería y pago de proveedores a empresas, razón por lo cual inició su participación en la financiera.

“Eso es lícito, no requiere de autorización previa del BCRA. Me pareció interesante participar con el 10 por ciento. El 23 de diciembre de 2009 fue mi salida y de ese momento no tuve más participación“, aseguró.

“En diciembre de 2009 la parte mayoritaria me propuso comprar las cajas de seguridad, porque no crecieron lo esperado y el negocio no funcionó lo rápido que pensábamos. Y además tenía una gran cantidad de tarea profesional y no me podía dedicar al tema”, continuó el presidente del Banco de Córdoba.

Asimismo, contó que mientras fue parte de CBI estaban como socios Mariano Barrera, Jorge Suau, Julio Ahumada, Aldo Ramírez y Oscar Altamirano, y que cuando se alejó del negocio, le vendió su parte a Eduardo Rodrigo y al resto del equipo.

Al ser consultado sobre si habló del escándalo con el gobernador José Manuel de la Sota, Maidana admitió que el mandatario le pidió que aclarara su situación. “Estoy siendo injustamente cuestionado. No tiene nada que ver si vendo un auto y a los tres años el que lo compra mata a alguien. Yo no soy un asesino”, lamentó.

“De ninguna manera tengo algún tipo de relación con la caída de la empresa. No fundé ninguna mesa de dinero. Participé minoritariamente en una actividad lícita, que tenía el aval de Sociedades Jurídicas. Si después derivó en algo no tengo nada que ver. Me parece muy bajo que se utilice carroñeramente por la política”, sostuvo el funcionario.

Por otra parte, los legisladores del Frente Cívico, Roberto Birri y Ricardo Fonseca anticiparon que presentarán un pedido de renuncia a Maidana.”Una mesa de dinero maneja usura. Alguien que participó como socio o accionista está invalidado por el BCRA para presidir un banco”, opinó Fonseca.

No se le puede confiar el patrimonio de todos los cordobeses, a quien ha manejado una mesa de dinero. Al menos es ético e institucional porque Maidana llegó ahí por orden de De la Sota, quien debe tomar una decisión inmediata”, señaló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *