lunes , 17 de diciembre, 2018

Macri volvió a cuestionar la política energética del kirchnerismo

“La inacción y el despilfarro nos costaron $ 40.000 M” por los servicios del buque regasificador Exemplar instalado en Bahía Blanca, dijo el presidente al asistir a la partida del buque. Aseguró que el gas va a ser cada vez más barato a medida que crezca la producción.

El presidente Mauricio Macri aseguró ayer que “la inacción, la incapacidad y el despilfarro” de la política energética del kirchnerismo le costaron al país unos 40.000 millones de pesos por los servicios de un buque regasificador instalado en Bahía Blanca.

Macri explicó que esos 40 mil millones de pesos representan “mil kilómetros de rutas, 1200 escuelas equipadas” o “lo que necesitamos invertir en un nuevo gasoducto entre Neuquén y Rosario”.

“Porque ahora empezamos a tener gas suficiente para abastecer ese pico del invierno, pero falta capacidad de transporte”, añadió.

Al asistir a la partida del buque regasificador que estuvo anclado por más de diez años, el mandatario afirmó insistió en su objetivo de convertir a la Argentina en uno de los principales países exportadores de gas y petróleo del mundo al asegurar que en Vaca Muerta hay recursos gasíferos equivalentes a los de Rusia y petrolíferos como los de Venezuela.

“¿Qué es lo que queremos en términos de futuro? No solo el autoabastecimiento. Queremos exportar, ser uno de los principales exportadores del mundo de gas y petróleo. Vaca Muerta tiene prácticamente las mismas reservas de gas que Rusia y de petróleo que Venezuela”, dijo Macri.

Macri prometió que el precio del gas “va a ser cada vez más barato” para los usuarios argentinos a medida que aumente la producción y la oferta, y que pueda exportar a sus socios comerciales.

“Hoy entre 7 y 14 familias por día llegan a Vaca muerta a trabajar. Y en cuatro o cinco años vamos a haber generado más de medio millón de puestos de trabajo para los argentinos”, dijo el mandatario en la ciudad del sur bonaerense.

En la misma línea, el Jefe de Estado señaló que ese barco “tiene que ver con otra cosa que sucedió en nuestro país que fue instalar el engaño, la mentira, el decirnos que la energía era gratis y que, como el aire, podíamos consumir todo lo que quisiésemos, que nadie lo pagaba y que nunca se iba a acabar”.

“Como siempre, la mentira tiene pata corta y ya en el 2008 hubo que traer este barco porque nos quedamos sin gas, no alcanzaba para el invierno, que es cuando más consumimos, abastecer la demanda domiciliaria y las fábricas que lo utilizan para producir”, aseguró.

Dijo que del mismo modo “volvieron a decirnos una mentira” cuando el anterior gobierno sostuvo que el buque se quedaba por un año “porque habíamos tenido un problemita”.

Al respecto, Macri explicó que sólo en ese año llegaron seis embarcaciones con gas comprados al exterior y “terminamos en 2013 con 42 barcos, más de 10 mil millones de dólares en importaciones vinieron por este puerto”.

“Eso realmente fue un enorme daño para los argentinos porque significó perder el autoabastecimiento, de poder vivir con nuestra propia energía”, sostuvo.

Asimismo, acusó a los ex funcionarios de “no confiaron en la capacidad de los neuquinos, los rionegrinos, los mendocinos, los pampeanos que, realmente con su capacidad y su talento, podían transformar esos recursos para vivir todos los días y realmente poder desarrollarnos”.

“Pero, por suerte, decidimos hace casi tres años emprender un cambio y confiar en nuestras capacidades, en lo que nosotros, los argentinos, podemos hacer si dialogamos y trabajamos en equipo”, afirmó.

Macri formuló estos conceptos en el puerto de Ingeniero White, donde estuvo acompañado por el secretario de Energía de la Nación, Javier Iguacel; la ministro de Seguridad, Patricia Bullrich; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, y el intendente de Bahía Blanca, Héctor Gay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *