miércoles , 18 de septiembre, 2019

Macri recibió a los 24 gobernadores en Olivos

Destacó que “hemos planteado que tenemos que ser un equipo y trabajar juntos” y ratificó su intención de modificar la Ley de Coparticipación. Advirtió que el crecimiento del empleo público quebró a las provincias y aseguró que Alicia Kirchner planteó problemas financieros en Santa Cruz.

El flamante presidente, Mauricio Macri, se reunió este sábado con los 24 gobernadores en Olivos, donde ratificó su intención de modificar la Ley de Coparticipación a la vez que reiteró la necesidad de atraer inversiones y generar empleo en el sector privado y advirtió que el crecimiento del empleo público quebró a las provincias.

Asimismo, afirmó que con los mandatarios “hemos planteado que tenemos que ser un equipo y trabajar juntos para darles soluciones a los argentinos” y aseguró que Alicia Kirchner planteó problemas financieros en Santa Cruz.

“Todos ratificaron que entendían que este momento de la Argentina pasaba por unir esfuerzos e ir por los ejes de pobreza cero, derrota al narcotráfico y mejora de la calidad institucional que dé más previsibilidad en nuestro país”, añadió Macri en una conferencia de prensa en la Residencia de Olivos que compartió con los gobernadores María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Juan Manuel Urtubey (Salta), Alfredo Cornejo (Mendoza) y Miguel Lifschitz (Santa Fe).

Junto a Macri asistieron la vicepresidenta, Gabriela Michetti; el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, el Secretario General Fernando De Andreis y los gobernadores María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Lucía Corpacci (Catamarca), Domingo Peppo (Chaco), Mario Das Neves (Chubut), Horacio Rodríguez Larreta (Ciudad Autónoma de Buenos Aires), Juan Schiaretti (Córdoba), Ricardo Colombi (Corrientes), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Gildo Insfrán (Formosa), Gerardo Morales (Jujuy), Carlos Verna (La Pampa), Sergio Casas (La Rioja), Alfredo Cornejo (Mendoza), Hugo Passalacqua (Misiones), Omar Gutiérrez (Neuquén), Alberto Weretilneck (Río Negro), Juan Manuel Urtubey (Salta),   Sergio Uñak (San Juan), Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Miguel Lifschitz (Santa Fe), Claudia Ledesma Abdala (Santiago del Estero), Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y Juan Manssur (Tucumán).

Macri le agradeció especialmente a los 24 gobernadores por haber aceptado la invitación al almuerzo y adelantó que los equipos de la Nación coordinarán reuniones “provincia por provincia para mejorar las propuestas y llevar adelante una agenda de desarrollo”.

“El tema de coparticipación salió varias veces y ratificamos el compromiso de tener una Argentina federal con equilibrio en la distribución de los ingresos. Hay que resolver cosas antes de plantear una nueva ley de coparticipación. Lo importante es marcar un rumbo y que en el tiempo la ecuación vaya hacia el equilibrio”, explicó.

Asimismo, el jefe de Estado sostuvo que “todos planteamos nuevos ejes para solucionar los problemas del presente que afecta la macroeconomía y es tener mejores relaciones con el mundo para traer inversiones” porque “estamos alineados en la necesidad de generar trabajo”.

En ese sentido, advirtió que en las provincias “sólo ha crecido el trabajo público y eso las llevó a la situación de quiebra; por eso hay una agenda que nos desafía”.

Al respecto, agradeció la concurrencia de la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, “que planteó problemas financieros por la carga del sector público” que existe en esa provincia.

Por otra parte, Macri reiteró que “hay que bajar la inflación, para eso hay que bajar el déficit y además hay que ir bajando los impuestos”.

“Con todos los gobernadores acordamos que haber pasado del 20 al 40% de carga impositiva también hizo que no se genere trabajo en el sector privado y no podamos competir con países hermanos que tienen impuestos menos gravosos”, añadió.

 “La buena noticia, como lo vengo diciendo hace muchos años, es que la Argentina tiene con qué, si no, no estaría acá sentado acá. Y si estoy sentado acá es porque creo en los argentinos y en nuestro futuro”, afirmó.

Por su parte, Lifschitz dijo que “valoramos esta instancia que se abre” y “poder restablecer el federalismo por caminos razonables y cumplir las disposiciones de la Corte en el marco de diálogo y concertación”.

Cornejo advirtió que “no se le puede exigir al Gobierno Nacional de la noche a la mañana” respecto de la distribución de los fondos coparticipables y afirmó que la convocatoria de Macri “es un gran gesto que genera el clima para discutir reclamos históricos”, que se produjo “porque las provincias han cedido recursos por motu propio”.

“Se planteó que el nuevo plan tenga pleno apoyo de los gobernadores, y alguna medidas necesitan pasar por el Congreso y requiere apoyo político. Hay una decisión que la Argentina toma para reencauzar el crecimiento y el desarrollo”, agregó.

Vidal dijo que “se generó etapa nueva en el vínculo entre la Nación y las provincias que permitirá avanzar en un marco de previsibilidad para salir de una lógica de urgencia y desigualdad en la distribución de los recursos”.

Urtubey señaló que “todos tenemos responsabilidades de cómo generamos condiciones de desarrollo, cómo le damos competitividad a los sectores productivos, que las respuestas no vengan siempre del Estado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *