martes , 20 de agosto, 2019
Macri-Santa_Fe

Macri llamó al trabajo conjunto de los gobernantes para encontrar soluciones

Agradeció a los argentinos “por haber aguantado este año de postergación y soluciones provisorias” y reclamó que las obras no sean nunca más “sinónimo de corrupción, la frustración y la mentira”.

El presidente Mauricio Macri llamó ayer al trabajo conjunto de los gobernantes de las diferentes jurisdicciones para encontrar soluciones a los problemas de los ciudadanos a la vez que a los argentinos “por haber aguantado este año de postergación y soluciones provisorias” y reclamó que las obras no sean nunca más “sinónimo de corrupción, la frustración y la mentira”.

Al encabezar el acto de entrega de ocho viviendas a familias afectadas por las inundaciones en el barrio Nueva Esperanza, de Santa Fe, construidas en el marco del plan de Relocalización de Familias en Riesgo Hídrico, el jefe de Estado convocó a profundizar el trabajo conjunto entre la Nación, la provincia y el municipio local para solucionar los problemas ocasionados por las inundaciones.

“Espero que nos sigamos encontrando, gobernador, intendente, para demostrar que las cosas en las que nos estamos comprometiendo se cumplen, y que las más de 2.000 viviendas que están en construcción en la provincia van a seguir adelante”, dijo Macri.

Acompañado por el  gobernador  Miguel Lifschitz, el intendente de Santa Fe, José Manuel Corral, y la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, Macri recorrió el barrio y fue recibido en su casa por Juan Carlos Bazán y Sandra Aznares, padres de cuatro hijos menores, una de las familias relocalizadas gracias a la implementación de este plan.

 “A seguir  trabajando, gracias a todos por haber aguantado este año de postergación y soluciones provisorias. Créanme que juntos estamos yendo por el camino correcto”, aseveró el mandatario, quien también estuvo acompañado por el secretario de Vivienda y Hábitat, Domingo Amaya, y el referente sindical Gerónimo “Momo” Venegas.

Macri advirtió que “detrás de cada inundación hay una vivienda que se pierde, una familia que sufre, un campo que se abandona porque el agua arrasa con todos los medios de trabajo y eso ocasiona mayor pobreza y frustración”.

“Por eso, justamente, cuando el agua se va es cuando tenemos que encontrarnos todos en el terreno,  porque para eso está la política, que tiene que salir de la  oficina, ir al lugar, ir al barrio, recorrer y estar cerca de la gente para ver cuál es la necesidad”, subrayó a la vez que afirmó que “los argentinos necesitamos soluciones y que nuestros dirigentes trabajen juntos para construirlas”.

“Eso tiene que pasar en todos los campos de la vida argentina: las obras no pueden nunca más comenzar y nunca terminar, no pueden ser otra cosa que fuente de alegría, esperanza, futuro. Nunca más sinónimo de corrupción, ligado al robo, la frustración y la mentira”, agregó.

Por su parte, el gobernador Lifschitz y el intendente Corral destacaron el “esfuerzo compartido” entre la administraciones nacional, provincial y municipal para llevar adelante el plan de relocalización de las familias afectadas por la emergencia hídrica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *