viernes , 22 de marzo, 2019

Macri interrumpió sus vacaciones para inaugurar la ampliación de un gasoducto en Bariloche

Sin referirse de los tarifazos ya anunciados, el presidente destacó que “esta obra es un símbolo de la esperanza de una Argentina que empieza a levantarse”.

El presidente Mauricio Macri encabezó ayer el acto de inauguración de un nuevo tramo del gasoducto Cordillerano-Patagónico y subrayó que obras de ese tenor representan un “símbolo de la esperanza de una Argentina que empieza a levantarse”.

“Si los argentinos tenemos esas herramientas está claro que somos capaces de hacer grandes cosas. Las estamos haciendo y las vamos a seguir haciendo”, remarcó el mandatario, quien interrumpió sus vacaciones familiares para presidir el acto en el predio de la empresa Camuzzi Gas del Sur, en San Carlos de Bariloche.

Sin mencionar los tarifazos a los servicios públicos anunciados la semana pasada por la Secretaría de Energía, el Jefe de Estado pidió que se completen las obras que “tenemos pendiente porque desde Bariloche, Río Negro y el Sur Argentino hay mucho por aportar, por hacer y empleo por generar” y explicó que “ese es el camino para derrotar la pobreza que es nuestro principal objetivo”.

“Decidimos que podíamos construir a partir de la verdad, de poner los problemas sobre la mesa y tratar de resolverlos de forma conjunta, como estamos haciendo todas las cosas a lo largo y ancho del país: gobierno nacional, provincial y municipal”, puntualizó.

Asimismo, puso de relieve que, con la ampliación del gasoducto, dejarán de emplear gas envasado en garrafa usuarios de 25 localidades patagónicas, entre ellas las rionegrinas Bariloche, Dina Huapi y El Bolsón, la neuquina Junín de los Andes y las chubutenses Lago Puelo, Esquel y El Maitén.

“Necesitábamos que esa energía llegase a los argentinos que necesitan de ella para vivir de una manera mejor”, señaló y remarcó que “hoy hay miles de familias que han salido de la incertidumbre, que han podido pasar de una garrafa costosa, peligrosa que siempre genera incomodidades, a la conexión al gas, algo tan importante para la vida diaria”.

La totalidad de la obra comprende 13 cañerías de refuerzo de 150 kilómetros de longitud, una planta compresora en Río Senguer y un nuevo equipo compresor en Gobernador Costa, ambas localidades de Chubut.

Acompañaron al Jefe de Estado el gobernador Alberto Weretilneck; el intendente local, Gustavo Gennuso, legisladores y otras autoridades provinciales.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *