martes , 17 de septiembre, 2019
Macri-Schiaretti-Brochero-Gobierno

Macri asistió al cierre de la Semana Brocheriana

El presidente estuvo acompañado por Schiaretti, Mestre, funcionarios y religiosos nacionales y provinciales. El Cura Brochero será canonizado este año luego que el Vaticano haya reconocido la realización de un segundo milagro.

El presidente Mauricio Macri, acompañado por el gobernador Juan Schiaretti, asistió ayer a un oficio religioso en memoria del beato cura José Gabriel Brochero, a quien el Papa Francisco ungirá santo, en el marco del cierre de la Semana Brocheriana.

“Estoy feliz de estar acá, con los cordobeses. En la Argentina que viene necesitamos estar todos juntos tirando para el mismo lado”, dijo el mandatario en un breve contacto con los periodistas en la plaza de Villa Cura Brochero.

Antes de que comenzara el oficio, Macri visitó la tumba en que  descansan los restos del cura milagroso y aseveró que Brochero “es el ejemplo que queremos, el argentino que necesitamos”.

De acuerdo con el Vaticano, el sacerdote cordobés cumplió con los tres estados previos a lo que se considera espíritu de santidad: fue siervo de Dios, venerable y beato.

Se le reconoce el milagro de Nicolás Flores, un bebé cordobés de  entonces 11 meses, que revirtió un cuadro inicial de posible “vida vegetativa”, tras un accidente vial ocurrido en septiembre de 2000.

El segundo milagro certificado fue en septiembre último en la provincia de San Juan, donde Camila Brusotti, de 8 años, se recuperó de una golpiza que le propinaron su madre y padrastro y sobre lo cual una junta de siete médicos determinó que no “hay explicación científica” de la cura.

Francisco aprobó el viernes último la canonización del Cura Brochero, tras haber confirmado el segundo milagro atribuido a su obra, por lo que se convertirá en el primer santo nacido y muerto en la Argentina.

La misa tuvo lugar en el predio “La Providencia”, de Villa Cura Brochero, donde se construye una moderna capilla en honor a quien será canonizado por el Papa Francisco, y fue concelebrada por el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli y los obispos de Córdoba, Carlos Ñáñez; de Cruz del Eje, Santiago Olivera, y de San Juan, Alfonso Delgado, además de religiosos que viajaron de distintos lugares del país para la ceremonia.

El Jefe del Estado participó del oficio religioso junto al gobernador; el Jefe de Gabinete, Marcos Peña; los  ministros de Comunicaciones, Jorge Aguad, y de Turismo, Gustavo Santos; el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis, y el subsecretario de Culto, Alfredo Abriani, entre otros funcionarios.

Además concurrieron el intendente local, Gustavo Pedernera, y el de la Ciudad de Córdoba, Ramón Mestre, junto a otros funcionarios provinciales, y el diputado nacional, Héctor Baldassi.

José Gabriel del Rosario Brochero nació el 16 de marzo de 1840 en Santa Rosa de Río Primero, Córdoba, y, ordenado sacerdote en 1866, comenzó su camino evangelizador.

Brochero construyó más de 200 kilómetros de caminos, escuelas y varias iglesias, fundó pueblos, se preocupó por masificar la educación y ayudó a dar condiciones de vida digna, todo en colaboración con sus feligreses.

Debió renunciar al curato tras contraer lepra por su continua cercanía con enfermos y falleció el 26 de enero de 1914 en su casa de Villa del Tránsito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *