viernes , 14 de diciembre, 2018

Macri: “Ajustar el Estado significa liberar al resto de la Argentina para que pueda desarrollarse”

El presidente expuso en la Bolsa de Comercio, donde remarcó que el país debe “reducir la dependencia del crédito externo para sostener el Estado” a la vez que aseguró que el FMI “no es el cuco” ya que “quiere ayudar a hacer algo que es bueno” para el país.

El presidente Mauricio Macri visitó la Bolsa de Comercio este jueves en el 164 aniversario de la institución y ratificó la postura del Gobierno de implementar un ajuste para reducir el déficit fiscal.

“Ajustar el Estado significa liberar al resto de la Argentina para que pueda desarrollarse”, sostuvo a la vez que remarcó que el país debe “reducir la dependencia del crédito externo para sostener el Estado”.

Macri fue recibido por el titular de la Bolsa de Comercio, Adelmo Gabbi, con quién intercambió distintas posturas respecto a la coyuntura económica. En ese sentido, hizo hincapié en las dificultades que Argentina “arrastra hace años y que todavía no hemos podido solucionar”.

“No hay discusión de que los argentinos tenemos futuro”, dijo, pero remarcó que contamos con “un sistema financiero muy limitado y pequeño que no permite a las empresas crecer”. A propósito de ello, destacó que “ajustar el Estado significa liberar al resto de la Argentina para que pueda desarrollarse” y convertirse a futuro en país exportador. “Argentina tiene que transformarse en un país exportador en todas las líneas”, puntualizó.

En cuanto a la presión fiscal, Macri señaló que “hoy prácticamente ningún gobernador discute que tenemos que ir a una reducción del déficit fiscal“, pero dijo que esto debe ir acompañado de otras medidas como “reducir la dependencia del crédito externos para sostener un Estado”. Las palabras del presidente llegan en medio de la disputa con los mandatarios provinciales por la constitución del Presupuesto 2019, en la que la rebaja del gasto se encuentra en el centro del debate.

“Tenemos un proyecto de desarrollo federal inclusivo basado en la generación de empleo privado de calidad”, añadió el exjefe de Gobierno porteño, pero hizo mea culpa al señalar que como sociedad “no nos ponemos de acuerdo en las instrumentaciones de corto plazo“.

Asimismo, sostuvo que la educación es un puntal importante para dicho progreso. “Estamos todos entendiendo que sin una educación pública de calidad no hay futuro, nuestros jóvenes no van a poder ser parte de los proyectos”, dijo y envió un mensaje a los gremios: “Debemos convencer a los gremios que tienen que sumarse en vez de ser un obstáculo“.

Por otro lado, se refirió al acuerdo con el FMI, aseguró que “no es el cuco” y señaló que el organismo “quiere ayudar a hacer algo que es bueno” para el país.

“Ante la primera tormenta, nos encontró en una situación muy vulnerable, con alto déficit fiscal, sin energía propia y casi monodependientes de la soja. Eso hizo que la Argentina no tuviera herramientas para defenderse de este primer shock externo”, sostuvo.

“El acuerdo que conseguimos fue una demostración de que los líderes mundiales confían en el rumbo que tomó la Argentina. Fuimos al Fondo porque la duda del mercado requirió que tuviéramos a alguien que nos apoyara. Esto de quererse enojar con el Fondo cuando nos quieren ayudar a hacer algo que es bueno para nosotros… ¿Cómo va a ser malo para nosotros lograr tener un equilibrio que nos permita no estar dependiendo de los buenos vientos del mundo?”, manifestó.

En cuanto a la postura del Gobierno sobre la combinación entre el desarrollo productivo y la educación, el mandatario sostuvo que se va a necesitar “mano de obra calificada y al que no esté calificado lo vamos a calificar” para encarar proyectos de gran impacto como Vaca Muerta.

La visita de Macri a la bolsa porteña llega en medio de un panorama de volatilidad en el mercado local que este jueves cedió un 0,8%. Si bien en lo que va del mes el Merval ganó un 4%, la “turbulencia” cambiaria también dejó huellas en un panel general que a lo largo del año perdió un 10%.

Las mejores noticias para el panorama bursátil llegaron gracias a dos hechos esperados desde hace tiempo por los operadores: la Ley de mercado de capitales sancionada por el Congreso y el ascenso de la Argentina a la categoría de “mercado emergente”.

La primera se convirtió en realidad a principios de mayo cuando el Congreso aprobó el proyecto denominado de “Financiamiento Productivo”. La medida fue muy bien recibida en la Bolsa de Comercio porteña y el Gobierno se anotó una reforma que consideraba prioritaria en su objetivo de dar señales a los mercados.

Un mes y medio después, la Argentina volvió a ser “mercado emergente” tras casi una década de ser considerado un “mercado de frontera”. Así, el índice elaborado por MSCI (Morgan Stanley Capital Internacional) destacó la confianza de los inversores internacionales sobre el rumbo del mercado local.

(Fuente: Ámbito)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *