miércoles , 18 de septiembre, 2019
Boliches

Los tres acusados de vender drogas en la Time Warp declararon ante Casanello

Se trata de Lautaro Ignacio Crespo, Rafael Orlando Ramírez Lebrón y John Sebastián Giraldo Guerrero, a quienes se les secuestró elementos que los vincularía con la comercialización de drogas. El fiscal Delgado pidió la detención del productor Martín Gontad.

El juez federal Sebastián Casanello indagó ayer tres hombres acusados de vender las drogas sintéticas que provocaron el sábado pasado la muerte a cinco jóvenes en la fiesta electrónica Time Warp en Costa Salguero, quienes fueron detenidos a partir de información proveniente de un juzgado en lo penal económico que ya los investigaban.

En tanto, el fiscal Federico Delgado pidió la detención de Martín Gontad, un productor quien también está involucrado en la organización del evento.

Los detenidos fueron identificados como Lautaro Ignacio Crespo, de 22 años, Rafael Orlando Ramírez Lebrón, de 39, y John Sebastián Giraldo Guerrero de 28.

El más complicado de los sospechosos es Crespo, a quien se le secuestro “envoltorios de pequeñas dimensiones conteniendo en su interior una sustancia en polvo cristalina similar al cristal“, entradas para el Time Warp, una balanza, teléfonos celulares y una bolsa conteniendo 17 pastillas de diversos colores, formas y diseño, al tiempo que aparecerían escuchas telefónicas donde se aludiría a venta de pastillas.

Además, declaró una escribana, contratada por el prófugo Adrián Conci, titular de Dell Producciones, para dejar constancia de inconvenientes con asistentes, quien contó que vio morir a dos de las víctimas y el traslado de otros jóvenes a hospitales.

“A una joven trasladada le sacaron del bolsillo una bolsita plástica con dos o tres pastillas chiquitas”, afirmó y remarcó que “era un caos la enfermería“.

Además ayer declararon los 28 imputados, 19 de ellos de miembros de Prefectura Naval, y los restantes de seguridad privada e inspectores del gobierno porteño.

Por otra parte, la Legislatura porteña aprobó un pedido de informes para que el gobierno porteño explique su responsabilidad en la autorización de la fiesta, en el control y en la vigilancia que ejercieron sus inspectores durante la realización del espectáculo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *