miércoles , 12 de diciembre, 2018

La UCR irá con el PRO a las presidenciales

Sanz logró imponer su postura y será el candidato por la UCR en las internas. Hubo incidentes y el presidente del partido debió retirarse con custodia policial.

La Unión Cívica Radical resolvió ayer sellar una alianza con la Coalición Cívica-ARI y el PRO de Mauricio Macri, al lograr el presidente del partido, Ernesto Sanz, imponer su postura y ubicarse como precandidato presidencial.

En el marco de una maratónica Convención Nacional partidaria de casi 13 horas desarrollada en Gualeguaychú, la alianza impulsada por Sanz obtuvo el respaldo de 186 delegados, sobre un total de 330 de todo el país.

JRSanz debió retirarse con una fuerte custodia policial ya que la resolución generó un fuerte rechazo por parte de militantes de la Juventud Radical, quienes lo acusaron de haber “entregado el radicalismo a la derecha”.

La postura triunfante durante la Convención radical se impuso sobre la propuesta de incluir al Frente Renovador de Sergio Massa, al socialismo y al GEN, aliados de la UCR en un frente amplio opositor, iniciativa que era impulsada por el diputado nacional Julio Cobos y el senador Gerardo Morales.

Al respecto, Sanz argumentó que “la sociedad no va a entender que la salida al kirchnerismo puede ser liderada por alguien que viene del kirchnerismo”, en alusión a Massa.

Cobos, apoyado por el senador Gerardo Morales y el diputado Ricardo Alfonsín, obtuvo 114 votos, mientras que la postura de Sanz, alcanzó los 188 sufragios.

El cónclave que se inició a las 16.20 del sábado y culminó pasadas las 5 del domingo, cuando se concluyó llegar a las primarias de agosto junto al PRO y la Coalición Cívica-ARI (CC-ARI).

Con los primeros números a su favor, Sanz dio un discurso en el que volvió a defender su postura “para que el republicanismo democrático derrote al populismo autoritario”.

“La Argentina necesita más que nunca de la Unión Cívica Radical, porque tenemos una oportunidad única para que el republicanismo democrático derrote al populismo autoritario y regrese al poder”, arengó Sanz a los convencionales.

“Si no hacemos lo que tenemos que hacer, es posible que  el lunes volvamos a ser una fuerza irrelevante”, advirtió y aclaró: “Nunca tuve un proyecto vicepresidencial”.

El senador agregó que a la UCR “nadie la va a llevar de las narices a la derecha” y puso como garantía de eso la presencia parlamentaria del partido, al tiempo que rechazó de plano la inclusión de Massa en un frente opositor.

Morales, a su turno, reivindicó la idea de un “acuerdo amplio” que incluya al massismo,  privilegiando al socialismo y al Gen, a los que definió como “aliados históricos”. “No nos coloquen un corsé que ponga en riesgo la posibilidad de ganar seis u ocho gobernaciones que serán la expresión de la territorialidad de la UCR“, sostuvo.

Me niego a tener que aceptar otras fuerzas políticas que no nos respetan”, dijo Morales en alusión al rechazo de Macri y Carrió a confluir con Massa en las Paso de agosto próximo, al tiempo que pidió que en el partido se de “un debate ideológico. Es mentira que Macri no quiera reprivatizar YPF”, advirtió.

A su turno, Cobos pidió que la Convención defina en una sola votación el marco de alianzas y a su precandidato.

Pasadas las 5, llegó la votación final que le otorgó una cómoda diferencia a Sanz, quien consiguió el apoyo de 37 congresales de la provincia de Buenos Aires, sobre un total de 73, además del mayoritario apoyo de los mendocinos, su provincia.

(Fotos: Telam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *