miércoles , 23 de octubre, 2019

Los policías que detuvieron a López complicaron a las monjas

Declararon que en las religiosas demoraron más de 40 minutos en dejarlos entrar al convento y que negaban que hubiera entrado alguien. Rafecas citó a indagatoria a una monja, dos empresarios y a la esposa del ex secretario de Obras Públicas.

Tres de los policías que detuvieron al ex secretario de Obras Públicas, José López, complicaron ayer a las monjas del convento de General Rodríguez, al declarar que las religiosas demoraron más de 40 minutos en dejarlos entrar y que negaron que hubiera entrado alguien, mientras que en el video difundido esta semana por Telefe se ve claramente como el ex funcionario es recibido y ayudados por al menos una de las hermanas.

Además, el juez Daniel Rafecas aceptó el pedido del fiscal Federico Delgado y citó a indagatoria como sospechosos a una monja, dos empresarias y a la esposa de López, en el marco de la causa por presunto enriquecimiento ilícito.

En la jornada de ayer, los tres efectivos que aparecen en el video llegando al monasterio, identificados como Fernando Sei, Alejandra González y Pablo Ramón, relataron que las monjas tardaron entre “40 minutos y una hora” en dejarlos entrar.

Según trascendió, uno de los testigos contó que, antes de ingresar al convento, mantuvieron un diálogo con una de las religiosas a través del portero eléctrico, quien aseguró que no había entrado nadie.

Asimismo, afirmaron que la hermana Inés aseguró que no conocía a López y la madre Alba no se acordaba el nombre del ex funcionario.

Seguidamente, reiteraron que una vez adentro del predio, detectaron que había un hombre comiendo bizcochos y que lo detuvieron antes de saber que se trataba del ex funcionario ya que tenía un arma.

Por este motivo, el juez Rafecas resolvió llamar a indagatoria para el lunes 1 de agosto a la monja Celia Inés Aparicio, quien ayudó a López a entrar los bolsos al convento, acusada por el presunto delito de encubrimiento, mientras que en el caso de la hermana Alba, ordenó que el Cuerpo Médico Forense la examine y determinen si está en condiciones enfrentar un proceso penal.

Además, el magistrado convocó a los empresarios Andrés Galera y Eduardo Gutiérrez, presuntos testaferros de López, para el miércoles 3 y el jueves 4 de agosto, para ser indagados como participes necesario en el delito de enriquecimiento ilícito.

Galera le vendió en 2010 a Gutiérrez el terreno en el Dique Luján donde está emplazada la lujosa casa que el empresario de la construcción le alquiló luego a López, hasta la actualidad.

La sospecha es que el verdadero dueño de la propiedad era López, y que los dos empresarios oficiaron como testaferros para que pudiera ocultar su patrimonio no declarado.

Finalmente, convocó a declarar a López el viernes 5 de agosto y a su esposa, María Amalia Díaz, el martes 2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *