viernes , 14 de diciembre, 2018

Los indecisos definen el debate por la legalización del aborto

En una maratónica sesión, la Cámara de Diputados protagoniza un debate histórico y se habla de un empate técnico.

La Cámara de Diputados protagoniza un debate histórico sobre la legalización del aborto, donde se intercambiaban discursos a favor y en contra, en una sesión con final abierto ante los pronunciamientos públicos de varios legisladores que parecían darle una leve ventaja a la negativa y la indecisión unos 6 para definir su voto.

Durante el debate el conteo va cambiando constantemente. De acuerdo a un relevamiento realizado por ámbito.com, los votos en contra del proyecto sumarían 125 voluntades, mientras que unos 123 diputados votarían a favor de la iniciativa. En tanto, un legislador se abstendría a la hora de votar y otros dos diputados están ausentes.

El futuro del proyecto depende del voto de 6 legisladores que aún no se pronunciaron públicamente sobre la iniciativa. La lista de legisladores indecisos se divide entre oficialismo y oposición: el bonaerense Ezequiel Fernández Langan (Cambiemos), el tucumano Facundo Garretón (Cambiemos), el fueguino Héctor Stefani (Cambiemos), la formoseña Inés Lotto (Frente para la Victoria), el misionero Jorge Franco (Frente de la Concodia) y la santiagueña Mirta Pastoriza (Frente Cívico por Santiago).

A este grupo de legisladores habría que sumar a Emilio Monzó (Cambiemos), quien como presidente de la Cámara de Diputados sólo votaría en caso de empate. Por lo pronto, la lista de indecisos se fue achicando con el correr de las horas. Gustavo Fernández Patri (Frente para la Victoria), Ariel Rauschenberger (Justicialista) y Verónica Derna (Frente de la Concordia Misionero) fueron los últimos que dieron a conocer su voto.

Más temprano, varios diputados que permanecían indecisos también definieron su voto, entre ellos a favor de la legalización el diputado massista Ignacio de Mendiguren; el riojano Luis Beder Herrera, que integra el bloque Argentina Federal; el radical Hugo Marcucci y el macrista Alejandro García, en tanto que el justicialista Danilo Flores anunció su voto contra el proyecto.

El debate, uno de los más importantes sobre temas sociales desde el retorno de la democracia, comenzó después de las 11,30 y se extenderá por más de 20 horas.

Al abrir el debate como miembro informante, el presidente de la comisión de Legislación General, Daniel Lipovetzky (PRO), que coordinó las audiencias, reiteró su postura a favor de la legalización y dijo que “los cientos de abortos clandestinos que existen en la Argentina son un problema que debemos resolver”.

Lipovetzky defendió la constitucionalidad del proyecto al afirmar que “no hay ningún artículo de la Constitución que prohíba la despenalización del aborto”.

En tanto, la presidenta de la comisión de Salud, Carmen Polledo (PRO), opinó que si se legaliza el aborto “el daño será irreparable” ya que consideró que ese “no es el camino para evitar muertes de mujeres, sino que hay que redoblar los esfuerzos en políticas de educación sexual”, al fundamentar su rechazo a la interrupción voluntaria del embarazo en el recinto.

En la misma línea, la presidenta de la Comisión de Legislación Penal, Gabriela Burgos (UCR), miembro informante del debate, sostuvo que la discusión “se había silenciado durante muchos años” y cuestionó al kirchnerismo al recordar que “muchos de los que votarán en esta sesión el proyecto para legalizar el aborto “no lo trataron, no quisieron tratarlo” durante su gobierno.

La presidenta de la Comisión de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia, Alejandra Martínez (UCR-Jujuy), otra de los miembros informantes del debate, y tras anticipar su respaldo a la iniciativa, precisó que la ley vigente y la Corte “han zanjado la discusión sobre los estatus jurídicos que le corresponden a un embrión y a una persona”.

El debate en torno al aborto llega al recinto en medio de fuertes cabildeos por parte de la Iglesia y de sectores allegados, como también de agrupaciones que militan en pos de una despenalización, los que se movilizarán frente al Congreso a la espera de la votación en medio de un importante operativo de seguridad.

A su turno, el diputado Nicolás Massot aprovechó los minutos de su discurso para criticar al kirchnernismo por no haber avanzado con la ley durante los 12 años de gestión.

Desde el FPV-PJ, el ex ministro de Educación del kirchnerismo Daniel Filmus se mostró a favor del proyecto y aseguró que “el movimiento de las mujeres tarde o temprano va a ser que esto sea legal en la Argentina. Si no lo hacemos cuanto antes, estaremos generando las condiciones para que haya más muertes”.

Por el Frente Renovador, Cecilia Moreau, aseguró que “dejamos nuestras creencias religiosas en la puerta del Congreso” y subrayó que “la política no puede tirar la piedra y esconder la mano. Más temprano que tarde tendremos aborto legal en Argentina”.

En tanto, una de las primeras diputada firmantes del proyecto de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, la diputada de Libres del Sur Victoria Donda realizó un enfático discurso al señalar que la discusión es “aborto legal o aborto clandestino” y advirtió que “quienes votan por el no a la legalización están votando por el clandestino: los que defienden las dos vidas no defienden las dos vidas defienden el estatus quo”.

Los encendidos debates eran seguidos desde el exterior por miles de personas, en su mayoría mujeres, que se instalaron a los dos costados de la plaza del Congreso, unas embanderadas con el pañuelo verde a favor del aborto y los otros con el celeste que lo rechaza.

(Fuente: Ámbito)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *