sábado , 7 de diciembre, 2019

“Los argentinos no tienen por qué pagar la fiesta de los lobbistas”

En un enérgico discurso de 47 minutos ante la Asamblea General de la ONU, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner pidió fuertes cambios en el Consejo de Seguridad de la ONU, volvió a cuestionar a los ‘fondos buitre’ por el canje de la deuda, al Reino Unido por “no dialogar” sobre las Islas Malvinas y solicitó a la República de Irán que precise cuándo ratificará el memorándum en su país para que el juez Rodolfo Canicoba Corral “vaya a Teherán” y avance la causa AMIA.

En una sala en la que ya quedaban muy pocos representantes de otras naciones, la jefa de Estado argentino comenzó por expresar su “solidaridad” con las víctimas del atentado en el shopping Westgate Mall de Kenia y “de todos los atentados terroristas que se producen hoy en distintas parte del mundo”.

Sobre el litigio en Nueva York contra los holdouts, la Presidenta reiteró sus duros términos: “Los millones de argentinos que recuperaron el trabajo y los científicos que regresaron al país tampoco tienen por qué pagar la fiesta de los lobbistas, que aquí pagan campañas políticas, para hacer tambalear el sistema financiero internacional”.

A su vez, la primera mandataria también agradeció al Papa Francisco por haber intercedido en el diálogo de paz en la guerra de Siria.

A continuación, las frases salientes del discurso de Cristina Kirchner en Nueva York:

El canje de la deuda: “No nos dejan pagar”

“Yo digo que somos cumplidores seriales del derecho internacional y somos también víctimas seriales de otras normas no escritas pero que hoy tienen importancia en los centros financieros, para aquellos que especulan como los fondos buitre”.

La causa AMIA y los plazos de Irán

“Argentina, junto a Estados Unidos, son los dos únicos países del continente que han sufrido ataques terroristas. En nuestra caso, en dos oportunidades, con la voladura de la Embajada de Israel y la AMIA”.

La guerra diplomática de Malvinas

“Hay que acabar con este doble estándar y que las decisiones se cumplan a rajatabla para débiles y fuertes, para grandes y para pequeñas. “Desde 1965 estamos esperando con la resolución de la ONU que obligan a Argentina y al Reino Unidos a sentarse a dialogar”.

Gracias a Francisco

“Yo soy una persona con mucha pasión y que a veces me excedo con la pasión. Hace falta compasión, palabra que todavía pronuncia un cardenal que ahora es Papa y a quien también le agradezco como cristiana su intervención en la cuestión siria”.

(Fuente: Perfil)