lunes , 19 de agosto, 2019

“Lo único que no se puede permitir Argentina es no pagar”

En la jornada previa a su exposición en la Asamblea General de las Naciones Unidas, la presidente Cristina Kirchner se reunió ayer en Nueva York con su par de Brasil, Dilma Rousseff, y ratificó que la Argentina le va a pagar a los fondos buitre si la Corte Suprema de los Estados Unidos falla en contra del país.

“Quiero dar tranquilidad al 93 por ciento (de los que ingresaron al canje) le vamos a pagar en la moneda acordada, y al 7 por siento que no entró y le dimos la posibilidad de que lo hagan. Los demás países apoyan la postura argentina (contra los fondos buitre), esto va ser tenido en cuenta, y si no es tenido en cuenta vamos a pagar igualmente. Lo único que la Argentina no se puede permitir es no pagar”, sostuvo anoche la mandataria, a una semana del fallo del tribunal estadounidense.

Cristina Kirchner anticipó que la cuestión de los fondos buitre va a ser planteada hoy en su discurso en la Asamblea y sostuvo que la Argentina es “un país que paga religiosamente su deuda y llegamos a la paradoja de que no lo dejan pagar”.

“Que alguien me explique la racionalidad de que el 0,45 por ciento de una masa de acreedores que compró bonos a 40 millones de dólares en el 2008, cuando ya estaban defaulteados, quiera ahora, sobre el 93 por ciento de los que sí acordaron, cobrar 1.300 o 1.700 millones de dólares con una ganancia neta en dólares de más de 1.300 por ciento. La verdad que no resiste ningún análisis, no es ideología, es simplemente sentido común”, se quejó.

El próximo 30 de septiembre, el máximo tribunal estadounidense resolverá si atiende o si rechaza el caso argentino, después de que el Gobierno apelara un fallo de primera instancia del juez de Nueva York Thomas Griesa en favor de los holdouts, que fueron favorecidos por el magistrado a cobrar el 100% de los bonos en default que poseen, unos 1.470 millones de dólares entre capital e intereses.

Por otro lado, señaló que la situación de Siria será otro de los temas principales al que los jefes de Estado de todo el mundo se referirán y a propósito de eso, elogió el acuerdo de los Estados Unidos y Rusia con el país asiático para lograr el desarme.

“El mundo estuvo en vilo durante mucho tiempo por lo que definían dos o tres países. Eso habla de la necesidad de una reforma del Consejo de Seguridad de la ONU, necesitamos un mundo más democrático”, advirtió la mandataria, quien de esa forma anticipó que en su discurso de hoy en la Asamblea volverá a reclamar cambios en los organismos multilaterales.

La Presidente realizó esas declaraciones luego de mantener un encuentro car a cara con Rousseff en el Hotel Saint Regis, donde la mandataria brasileña se hospeda durante su estadía en Manhattan. La bilateral, sobre la que no trascendió información oficial, se desarrolló en medio de las tensiones comerciales entre los países vecinos por lastrabas a las importaciones que mantiene el Gobierno argentino.

“Fue una excelente reunión, como todas las veces que nos reunimos con Dilma. Hemos charlando sobre los temas de la región y de la reunión del G-20 sobre la que no habíamos tenido la oportunidad de charlar. Mañana (por hoy) Dilma abre la sesión y vamos a esperar con atención su discurso”, se limitó a decir la Presidente al ser consultada sobre el encuentro.

Recordó que Brasil “se ha visto afectado” por el espionaje de los Estados Unidos a naciones latinoamericanas y recordó que Rousseff “tomó la decisión de cancelar su visita a Estados Unidos”, en alusión a la reunión que su par iba a mantener con Brack Obama y que resolvió suspender por ese tema. “El espionaje lo hemos sufrido todos, algunos mas explícitamente.

Estuvo también el episodio de Evo Morales. Eso no ayuda a creer buen clima”, planteó la mandataria al cuestionar al gobierno de Obama y las potencias mundiales por esa situación, que seguramente también formará parte del discurso de la mandataria argentina ante la Asamblea.

Del encuentro entre Cristina y Rousseff participaron por Argentina el canciller Hector Timerman; Cecilia Nahon, embajadora argentina en EE.UU.; el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zanini, y el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro; mientras que por Brasil estuvieron el canciller Luiz Alberto Figueiredo; el ministro de Industria, Fernando Pimentel; el asesor presidencial, Marco Aurelio Garcia, y el gobernador de Bahía, Jaques Wagner.

Antes de la audiencia, Figueiredo advirtió a la Argentina que las trabas al comercio pueden llevar a que las partes busquen otros socios y consideró que esas medidas pueden “contaminar” el vínculo económico entre ambos miembros del bloque Mercosur.

De hecho, la prensa uruguaya hizo trascender días atrás que en la última reunión del Mercosur desarrollada el mes pasado en Montevideo, las dos presidentas habían tenido tuvieron un cruce ante los demás jefes de Estado por las barreras comerciales que aplica el gobierno argentino.

Está previsto que hoy a la tarde, Cristina Kirchner exponga en la Asamblea a partir de las 19 (18 hora en Nueva York), donde se estima que también haría alguna alusión al tema AMIA, que vino ocupando un rol preponderante en sus anteriores discursos en la ONU, en medio de la actual parálisis en la que cayó el memorando de entendimiento con Irán.

La propia jefa de Estado había anunciado el acuerdo en la asamblea del año anterior, pero -transcurridos doce meses- aún no avanzó porque no fue aprobado en el país asiático. Por otro lado, mantendría una bilateral con su par uruguayo, José Mujica, quien busca un encuentro con Cristina Kirchner para hablar sobre el pedido de la pastera UPM (ex Botnia) para producir mayor volumen que el acordado inicialmente.

(Fuente: Infobae)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *